Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadSayco sigue vigente

Sayco sigue vigente

Ingresé a la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia hace 31 años, en diciembre de 1992, invitado por el cantante de música popular de La Virginia Guillermo Vélez Morales, conocido como Guillermo Belmoral “El bastón que canta” ya fallecido, de grata recordación. Desde entonces, ostento el carné # 1948 como socio Activo.

En aquella época afiliarse a Sayco solo requería ser el creador de 3 obras musicales que de ellas pudiera generarse la liquidación de regalías o derechos de autor, por dos razones fundamentales. 1. Porque las obras musicales tenían carátula en el casete o en el disco compacto, lo que garantizaba su comercialización. 2. Porque sonaban en las emisoras de radio o en programas de televisión o en presentaciones en vivo.

El segundo punto resulta vital, toda vez que depende de las planillas que diligencien las estaciones de radio, canales de televisión y empresarios de espectáculos musicales con las que validan sus “sonadas” para la liquidación trimestral de las regalías.

Unos años después, para ser socio de Sayco se exigió para el registro de una obra musical el respectivo guion melódico o partitura del instrumento principal, con el fin de salvaguardar más eficazmente la propiedad intelectual de su creador. Actualmente, se debe descargar y diligenciar un formulario de ingreso de socio, tener más 20 o más obras en ejecución, y cada una de ellas con su respectivo guion melódico.

Desde hace más de 70 años, la Sociedad de Autores y Compositores de Colombia (SAYCO), como sociedad de gestión colectiva sin ánimo de lucro, se encarga del recaudo y distribución transparente de los derechos de autor. Por ello, cuando escuchamos y cantamos una obra musical, debemos saber que esa creación tiene un autor (letra) y un compositor (música) o a veces resulta ser el mismo autor y compositor o, muchas veces, quien la interpreta es el mismo creador.

SAYCO pertenece a la Cisac -Confederación Interamericana de Sociedades de Derechos de Autor- con sede en Francia, que agrupa a todas las organizaciones de gestión colectiva.

La Sociedad Sayco contempla 11 programas de bienestar social para crear un ambiente de hábitos saludables como motor del proceso personal y colectivo, los cuales están registrados bajo los planes de: Afiliación a EPS, póliza exequial, enfermedades catastróficas, programas de recreación y cultura, capacitaciones, estudios de grabación, entre otros, convirtiéndolo en un plan de bienestar exitoso al incluir incentivos económicos como los auxilios por única vez, por calamidad, por enfermedad o reconocimientos económicos y programas de bonificación.

El más reciente informe de Sayco indica que ha invertido 3 mil 169 millones 259 mil 500 pesos, en el primer semestre de este año, para beneficiar a 6.756 socios del país con un conjunto de programas que satisfacen sus necesidades personales, sociales, económicas y culturales.

Advierto que a finales de 1992 era muy reacio a pertenecer a Sayco por la mala fama que la rondaba, por los continuos escándalos de corrupción a su interior y la injusticia en la liquidación de regalías o la no existencia del área de bienestar societario. Hoy día, sabemos que la sociedad ha cambiado en cuanto a su manejo. No solo por la dignidad de quienes la dirigen en su parte administrativa sino porque el Ministerio del Interior con la Dirección Nacional del Derecho de Autor, controla y vigila a la sociedad, sobre todo en sus bienes, liquidaciones e inversiones.

Sayco cada año celebra el Día Nacional del Autor y Compositor, se realizan las asambleas para elegir delegados a la Asamblea Nacional -a la cual he asistido en cerca de 10 ocasiones- y, obviamente, se lleva a cabo a finales de marzo la Asamblea General en la que se reforman estatutos o se eligen nuevos integrantes del Consejo Directivo o se analiza el desenvolvimiento de la sociedad.

Sayco no es la sociedad perfecta, hay quienes se siguen quejando y hasta yo puedo ser uno de ellos, toda vez que he aspirado a un reconocimiento económico o auxilio por situación económica que impide un satisfactorio tratamiento de salud de mi esposa; pero, igual, son más las cosas buenas; como saber que lo que llega trimestralmente no lo tenía y hay que mostrar agradecimiento; Además, porque el bienestar societario incluye los servicios exequiales para el titular, esposa e hijos y también la seguridad social en salud.

Tengo cerca de 35 obras musicales del género popular registradas en Sayco, algunas de ellas como “Cuando más Confié” y “Desconfianza” las que interpreta El Dueto Buriticá, “Cada vez que pienso en ti”, interpretada por Darío Gómez, “Estoy arrepentido” cantada por Luis Alberto Posada y, ahí vamos. Sayco, sigue vigente. Más info en sayco.org

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos