Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaSe busca un candidato

Se busca un candidato

Por: Ferley Henao Ospina

ferleyhenao@gmail.com

Lo tenía todo para ser el partido ganador en las elecciones 2022, credibilidad sumada a una fuerza popular cohesionada, dirigentes locales y regionales reconocidos como líderes ambientales, sociales y populares, hacían del Verde el partido para este momento histórico.

Internamente se escogía su candidato para competir por la candidatura presidencial dentro de la Coalición de la Esperanza. Ese proceso legítimamente aprobado por la Dirección Nacional, se suspendió días después de la impresionante reunión virtual sostenida por Camilo con líderes de todas las regiones del país que llenaron un canal de Zoom y obligaron a abrir otro. Sucedió como si se definen el recorrido, las normas y procedimientos para el tour de Francia y cuando se enteran que Egan o Nairo se lo va a ganar, lo cambian todo.

Apenas se supo que Camilo Romero tenía tanta fuerza, suspendieron el proceso que debía iniciarse el 1 de marzo para seleccionar el precandidato que dispute la candidatura presidencial por Alianza Verde en marzo del 2022 y determinaron que los 6 o 7 precandidatos compitan con la santista Coalición de la Esperanza integrada por Fajardo, De la Calle, Robledo, Galán, Cristo, dejando a sus precandidatos en desventaja. La razón no ha sido aclarada pero es un absurdo de enormes proporciones.

Una extraña pero poderosa fuerza interior, se puso en la tarea de imponer a Fajardo a como dé lugar y de imponerlo aún con el rechazo de las bases,  como si en sus estatutos estuviera establecido que el candidato a la presidencia tiene que ser un claro representante del establecimiento, del statu quo, de los que han sometido 200 años este país y que ahora lo tienen hecho pedazos,

Ante ese generalizado rechazo y ya convencidos que Fajardo no pudo, están tratando de  encontrar uno pero que sea hecho «a su imagen y semejanza», igualito pero con otro nombre e irónicamente, que no vaya a ser Verde y que ellos estén seguros de que si no pasa a segunda vuelta, también “se vaya a ver ballenas” para favorecer al candidato del sistema.

Esa parece ser una hábil  estrategia para continuar compartiendo las mieles del poder pero aparentando ser contrarios. Estrategia nada nueva. Algunos «manguitos» y «manguitas» con poder, de aquellos que cuando se va a votar algo, en la corporación a la que han sido elegidos, se retiran estratégicamente del recinto para permitir que gane la opción de este gobierno al que dicen combatir.

Así se aseguraron que les sigan pagando los gastos de representación de más de 14 millones mensuales en plena pandemia sin tener actividades que demanden esos recursos y así lograron también que este gobierno nos metiera dos golazos en un solo día en el Senado con la elección de Procuradora General de la Nación y de Magistrado de la Corte Constitucional, ambos afines al gobierno y al sistema, gracias al «generoso» servicio articulado por estos «manguitos».

Ahora, como no pudieron imponer a Fajardo porque se desplomó hasta en las encuestas hechas por el establecimiento y que la coalición está destrozándose, como si fuera la Coalición sin Esperanza, están tratando de salvarla con Alejandro Gaviria, quien como ministro de salud fue el equivalente a Carrasquilla en Hacienda.

Es el autor de la inequitativa reforma a la salud (proyecto de ley ordinaria 210/2013) rechazada por médicos y pacientes porque en ella prima la sostenibilidad financiera sobre la atención en salud, restringe el acceso al derecho a la salud y vulnera la red pública hospitalaria, de acuerdo con los comunicados oficiales de La Asociación Nacional de Internos y Residentes (ANIR) y además fue presentado al congreso sin conciliar con la Asociación de Pacientes de Colombia. ¿Cómo pueden considerarlo para esa candidatura? Otro grave error.

“La actual reforma a la salud debería solucionar todos los males, pero lo que cursa en el Congreso no resuelve ninguno… Hay una perversidad peor y en esta reforma se legaliza el robo por parte de las EPS, que se llamarán Gestores, pero ganarán tanto por los servicios que prestan como por los que dejen de prestar” indicó, en su momento, en Blu Radio el Secretario de Salud de Bogotá, Aldo Cadenal, refiriéndose a la reforma de Gaviria.

Esa reforma, presentada por Gaviria, redactada con el actual ministro de salud de Duque Fernando Ruiz, que era su viceministro, es algo que evidentemente no soluciona el problema real: una manifiesta crisis de la salud frente a la que no se ha logrado diseñar una solución integral que beneficie y ofrezca garantías a todos los actores del sistema.

Como si el Verde no tuviera dentro de sus huestes de donde escoger un candidato, andan buscando uno de afuera después del oso monumental que hicieron con Fajardo. Eso es falta de respeto con los dirigentes de su propio partido y una indelicadeza gigantesca con las bases.

¿En qué verengenal se ha metido el Verde?

Artículo anteriorESCAMPAVIA. La Marcha Pacífica.
Artículo siguiente¡Dolor, dolor, dolor!

4 COMENTARIOS

  1. Respetado Columnista: una columna que nos deja desconcertados frente a la acción contaminada del poder corrupto , que también cobija al Partido Verde.
    La terquedad de sus dirigentes al no observar en Camilo Romero, un lider inteligente, que hace lectura del país : social, económico, politico .
    Sin contaminación .
    Triste realidad que el sistema político que nos gobierna desde hace 200 años, con cacique, mesias, partidos tradicionales, arrastre con una ideología limpia, que proponía el Verde en sus orígenes.

  2. Se está cocinando algo al revés…los coalición son traidores desde que dividieron al Verde.Que más se puede esperar.

  3. Los partidos los hacen sus militantes inteligentes y como representantes auténticos del pueblo toman sus decisiones Camilo es y será parte de la historia de este país por lo tanto impulsar en el inmediato o el mediano plazo su aspiración es un hecho

  4. Hace algunos meses hemos percibido algo irregular al interior del partido q genera dudas por falta de claridad y decisión en la coyuntura q se menciona. Lamentable hecho q no consolida, al contrario divide.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos