Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadSeguridad para la élite

Seguridad para la élite

Una mirada al galope, del Informe de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad C.E.V., organismo creado por el Acuerdo de Paz de 2016, suscrito entre el Estado colombiano y las antiguas FARC-EP, nos lleva inevitablemente a una pregunta: ¿Realmente el Estado colombiano, y los distintos gobiernos, principalmente, los de 1960 hacia acá, le han garantizado seguridad, la vida y bienes a la población colombiana?  

Antes de dar una respuesta, veamos estas cifras, contenidas en el precitado informe:

Sólo entre 1985 y 2018, 450.654 personas perdieron la vida, de las cuales, el 83%, fueron civiles; si se tiene en cuenta el subregistro, la cifra podría llegar a 800 mil compatriotas.

Los principales responsables de esta matanza son en su orden: paramilitares 205.028 víctimas (45%); grupos guerrilleros, 122.813 (27%); Agentes estatales, 56.094 (12%).

Desaparición forzada: 121.768, de las cuales 63.029 (52%) por cuenta de paramilitares; FARC EP, 29.410 (24%); Agentes estatales, 9.359; otros, 10.448.

Secuestros: 50.770, cuyos principales responsables son: Las FARC EP, 20.223 (40%); paramilitares, 9.538, (24%); ELN (19%).

Desplazamiento forzado: 7.752.964, víctimas.

Sólo traigo a colación, algunos de los hechos más graves, ocurridos durante este conflicto, con el agravante, que el número de víctimas sigue creciendo, y sólo en el gobierno Duque, se pasó de un poco menos de 9 millones de víctimas en general, a 9.2 millones. El único período en que tanto los hechos victimizantes como el número de víctimas, decreció a cifras históricas, fue entre 2014 y 2018, lapso durante el cual se desarrollaba la negociación con las FARC y se produjo la firma del Acuerdo Final (noviembre 24 de 2016). De 2018 hacia acá, con el empeño de Duque de hacer trizas la paz, el conflicto se escaló y sigue incrementándose el número de víctimas.  

Ahora si respondamos: ¿La seguridad ha sido efectiva para los colombianos de a pie, tal como lo proclama la Constitución Política? Definitivamente NO. Las élites gobernantes, le han querido presentar a la gente, la llamada opinión pública, que la seguridad es para todos, lo cual no es cierto. Aquí la única que ha tenido seguridad ha sido esa élite: Grandes empresarios, terratenientes y latifundistas; los dueños del sistema financiero, entre otros.

Para el pueblo, esa seguridad ha sido una fantasía. Esa seguridad que nos han vendido, se ha basado en la teoría del enemigo interno, al cual hay que combatir, incluso eliminándolo físicamente. Por eso no es extraño, que, a manos de Agentes del Estado, haya tantas víctimas como lo acabo de reseñar, a lo cual se debe añadir, las víctimas del paramilitarismo, pues éste es un engendro de esa política de seguridad basada en la teoría del enemigo interno. La teoría del enemigo interno es un legado de la época de la Guerra Fría, gracias a la cual los EE-UU prepararon a las FFAA de los países de este continente, para combatir el comunismo, pero luego eso derivó en considerar enemigo de las instituciones, es decir, enemigo interno, a todo aquel que levantara su voz de protesta antes las políticas gubernamentales o se movilizara en pro de sus derechos políticos, sociales, económicos, culturales, o en defensa del territorio.  

Se requiere, un cambo de rumbo, la seguridad no puede medirse en número de bajas y en litros de sangre, como se impuso en los gobiernos nefastos de Uribe Vélez (2002-2010), sino que, al contrario, debe verse en vidas que se salvan, desplazamientos forzados que se evitan, secuestros que ya no ocurran, de no más desaparecidos forzados. En fin, que se imponga una política de la vida y la seguridad y convivencia de todos los y las nacionales. Eso es lo que esperamos que se concrete en el gobierno que se inicia el próximo 7 de agosto, con Gustavo Petro y Francia Márquez al frente del Estado.  

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos