Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadEl sentir de los Juegos Deportivos

El sentir de los Juegos Deportivos

El pasado once de noviembre se revivió en el alma colectiva de la población lo más alto de su emoción, al inaugurarse los XXII Juegos Deportivos Nacionales del Eje Cafetero, con la presencia de cerca de diez mil competidores. Y este sentimiento no es para menos, pues se hunde en la raíz de la Historia el acontecimiento similar señalado como uno de los tres más destacados de Pereira en el siglo XX que, según Hernán Roberto Meneses, junto con los planes de progreso salidos de la celebración del Centenario de Pereira en la alcaldía de Mario Delgado Echeverry;  la creación del departamento de Risaralda en 1966, los X Juegos (Pereira 74), no solo por su magnífica fiesta deportiva sino también por el pretexto que encerraba hacer el evento para poder avanzar, con obras y servicios, veinte años de adelanto en su tránsito citadino, hechos que colocan a la urbe en el lugarde su crecimiento actual.

El último antecedente en mención sobre las justas que hoy se ejecutan, lo recalcan los mandatarios Víctor Manuel Tamayo, gobernador, y Carlos Alberto Maya, alcalde, al expresar con orgullo en la inauguración, para recordación de las nuevas generaciones, el espíritu y compromiso que movieron a hombres y mujeres de la tierra comarcal, de todas condiciones sociales pero fraternizadas por el juramento de las intenciones empeñadas en sus palabras y oficios. El tiempo no se detiene y la inmensa mayoría de sus actores ya ha pasado al cardinal eterno. ¡Honor a su memoria! El gobernador, refiriéndose al autor de esta columna, en su condición de haber sido el director de los juegos de 1974, reconoció la magnificencia de este hecho exaltando el impulso que trajo a futuro esa realización. Agregó que “todos quienes estamos en la organización de las justas en el Eje Cafetero… teníamos claro que no podíamos ni le íbamos a fallar a Colombia”.  

Por su parte, Maya López expresó: “49 años atrás, líderes de la época, visionarios del desarrollo de la ciudad, cultivadores de nuestro civismo, estaban aquí mismo frente a deportistas como ustedes, inaugurando los décimos Juegos Deportivos Nacionales, que se constituyeron en los primeros que hacíamos en Pereira y en el punto de quiebre para que la ciudad de entonces despegara hacia la moderna capital que hoy los acoge. Hoy, cinco décadas después, la historia nos ha puesto en este sitial para decirles: ¡Bienvenidos a Pereira!, ¡bienvenidos al Eje Cafetero!”

Dado que en la dimensión cronológica los sucesos son fuente de verificación, es menester corroborar el aserto que aparece en el documento impreso que se publicó en 1970 bajo la coordinación de quién esto escribe, siendo director de Coldeportes de Risaralda, y con el apoyo del Comité de Cafeteros, en el cual se fijaron los fundamentos deportivos,  sociales y económicos para aspirar a la sede de los X Juegos, con el propósito, justo en este momento frente a la realización de los XXII Juegos Nacionales y VI Paradeportivos, y, además cumplida la tarea del 74 con grandes elogios en todo el país, y de saber en igual coincidencia y por fuerza de los hechos, la grandeza del civismo comprometedor de la comunidad. El suscrito en el texto promocional dicho, afirmó: “Si se le pidiese a Pereira una garantía para responder por el delicado compromiso de la sede deportiva, dejando a un lado sus obras portentosas, sus estadios construidos, sus coliseos en construcción… podría decir que ofrece su historia. Una historia de ayer y de hoy, de superación de dificultades, de iniciativas, de realizaciones colectivas, de desafíos al destino, de casi milagros de progreso”.

Y eso en verdad es lo que se ha hecho con estas demostraciones de épocas distantes entre sí. Por eso en su momento se dijo “Pereira cumple”, y hoy: A “Pereira no le queda nada grande”.

Artículo anterior
Artículo siguiente

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos