Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadSigue deteriorándose la confianza y la libertad económica

Sigue deteriorándose la confianza y la libertad económica

La libertad económica es fundamental para que exista inversión privada, permite que los individuos tengan la tranquilidad y la motivación para trabajar, producir y consumir, es decir, para ser motores del crecimiento económico y social.

Con el fin de medir el avance de los países en esa materia, la Fundación Heritage creó el Índice de Libertad Económica para medir 12 variables como el desarrollo de los mercados libres, la carga tributaria, el gasto público, el respeto a los derechos de propiedad, la efectividad del aparato judicial y la eficiencia regulatoria.

Como era de esperarse a Colombia no le fue bien en la última medición. El país es considerado menos libre. Obtuvo una calificación de 59,2 puntos, el resultado más bajo en los 30 años de medición del indicador, además, el país estuvo en el puesto 82, entre 184 países del mundo y retrocedió 22 posiciones en el ranking global.

Las políticas del nuevo gobierno han tenido sus efectos negativos afectando el Índice de Libertad Económica. Las reformas propuestas han tenido un corte intervencionista y han generado incertidumbre, según la Fundación Heritage.

Es evidente la aversión del presidente Gustavo Petro a la participación del sector privado en la provisión y prestación de bienes y servicios públicos. Contrario a lo que permite la Constitución Política de Colombia, para el nuevo gobierno debería ser solo el sector público el que se encargue de la construcción de infraestructura, de la prestación de los servicios públicos domiciliarios, los de salud y los de educación, entre otros.

Esa posición ideológica no solo atenta contra libertad económica de los agentes privados que pueden concurrir con el Estado a realizar inversiones y atender las necesidades de la población, sino también constituye una amenaza frente a las instituciones creadas para prestar los diferentes servicios.

Crear instituciones y ponerlas operar es un proceso que demanda inversiones y tiempo, años de construcción física y organizacional, de acumulación de experiencias y conocimiento. Por eso preocupa poner en riesgo, las EPS, las universidades privadas, las empresas de servicios públicos o los concesionarios.

Sí se continúa insistiendo en las mismas reformas el indicador de libertad económica va a seguir deteriorándose y con ello el desarrollo social y económico de la población. El gobierno no tiene ni los recursos, ni la capacidad para asumir todas las responsabilidades públicas, necesita del sector privado.  

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos