Algunos de nosotros nos asombramos por el gran cubrimiento al concierto de la artista paisa Karol G. en Medellín, pensando que tanto despliegue noticioso es digno de mejor causa. Claro que, al devolver la película de la modernidad a los tiempos de Elvis Presley y los inicios del rock and roll, sus cantos y movimientos de cadera que enloquecían a las precursoras de los hippies, el amor libre y la píldora como método anticonceptivo, debemos recordar también a muchos artistas, tantos, que es mejor no nombrarlos para no incurrir en un vergonzoso olvido u omisión.

Quiero decir que los artistas, modelos, actrices y en general los famosos suelen desatar ataques de emoción y paroxismo entre sus fanáticos y devotos, lo mismo ocurre con grandes figuras deportivas, algunos con seguidores  tan fanáticos como los hinchas de algunos equipos de fútbol; por supuesto, también hay políticos que despiertan tantas pasiones que más bien parecen ser santos dignos de culto: si cierto expresidente  miccionara en la plaza de Bolívar de Santa Rosa de Cabal, habría seguramente cientos de peregrinos anhelando captar aquel (según su desvarío) aroma sublime; pero no nos salgamos del tema, iba diciendo que los  Beatles, entre muchos otros artistas, durante sus conciertos  generaban histeria, alaridos, gemidos, desmayos y recibían  ropa interior femenina lanzada desde el  público, siendo asediados en sus habitaciones por fans dispuestas a  entregarse al artista.

Pero no solo en Europa o Norteamérica, ocurrían esas escenas, Sandro aprendió a simular los movimientos de cópula de Elvis y causaba en estos lares, entre las descendientes de incas, mexicas, muiscas etc. una reacción femenina similar a la que causaba el yanqui o los ingleses entre sus fanáticas ¿cómo no recordar a Shakira que, con sus sensuales movimientos de cadera nos deslumbra a sus admiradores?

Las mujeres bellas siempre han provocado suspiros, halagos y competencias masculinas para buscar su atención; supongo que mis abuelos soñarían  secretamente con Greta Garbo; en la  generación siguiente, la de mi padre ¿Quién no soñó o tuvo un afiche de la joven Sofia Loren? quien haya visto “sueños de fuga” recordará que Andrew “Andy”  Dufresne,  personaje de la historia,  tenía un afiche de esa diva tapando el agujero por donde escapó  ¿Cuáles, de los ayer muchachos de mi generación, no tuvo sueños húmedos con Claudia Cardinale, Brigitte Bardot, o la actriz  Silvia Koscina?  ¿Quién no imitó al bíblico Onán, mirando sus afiches e imaginándose en su compañía?

Ya en tiempos más recientes, recuerdo a supermodelos como Cindy Crawford o Valeria Maza, quienes además de deleitarnos con su radiante presencia y elegancia, nos hicieron suspirar por el sueño imposible para el 99,99 de nosotros: tenerlas como compañeras de una noche de pasión.  

Todo el soliloquio anterior, para hablar de una dama que muchos desconocen, o recordarla para quienes ya conocían su existencia, considerada la más bella del renacimiento, que, en mi humilde opinión es la primera super modelo del mundo moderno, la famosa Simonetta Vespucci.

Acerca del lugar de su nacimiento hay diversas hipótesis, algunos dicen que nació en Porto Venere en Liguria donde nació la diosa Venus, otros dicen que, en Génova, la cuestión aún no se ha resuelto; su esposo era un familiar del futuro explorador florentino Américo Vespucci, quien supo que este era un nuevo continente, razón por la cual lleva su nombre.

“La joven era Hija de un noble genovés apellidado Cataneo. Con solo 16 años se casó con el florentino Marco Vespucci, vecino y amigo de Bottcelli. Cuando el pintor conoció a la joven, se enamoró instantáneamente de ella y la convirtió en musa y modelo de multitud de cuadros” (abc.es /tecnología 23/12/2011).

“La fama de la belleza de Simonetta se extendió por Florencia e incluso los hermanos Guiliano y Lorenzo de Médicis, gobernantes de Florencia y mecenas de Boticelli, intentaron conquistarla en más de una ocasión, “en 1475, durante la celebración de un torneo de justas, fue proclamada “reina de la belleza”, lo que hizo que su fama como la mujer mas hermosa de Venecia se extendiera por toda Europa” (abc.es /tecnología 23/12/2011). “El reinado de Simonetta fue algo que todo el mundo proclamó.  Ese día los Vespucci tuvieron una reina, los Medici una reina, Florencia una reina. De ahí en adelante, Simonetta Vespucci es un punto de referencia que explica los poemas, la música, la pintura, el renacimiento, porque se ha hallado a la mujer inspiradora” (Nota 1).   Solo un año después, el 26 de abril de 1476 la bella Simonetta falleció a causa de una tuberculosis, cuando solo tenía 23 años; se dice que Botticelli no pudo soportar la perdida de la mujer amada, viviendo obsesionado con su belleza por el resto de su vida, retratándola en muchas de sus obras, entre las que se destaca “Venus y Marte” donde los dioses son representados por Simonetta y el propio pintor (Foto, 1).

      

“El 26 de abril de 1476, Florencia quedó sumida en un duelo no muy distinto al que sobrevino en el Reino Unido a la muerte de lady Di. Fallecía la reina de corazones de la Toscana”, en palabras de Lorenzo Medici:” Su belleza era espectacular…de talla seductora y sublime; el tono de su piel, blanco pero no pálido, lozano pero no lustroso; …en el caminar y en el baile…y en todos sus movimientos resultaba elegante y cautivadora” (lavanguardia.com/historia y vida/edad-moderna)   

Pasaron nueve años desde la muerte de su musa para que Boticelli finalizara su cuadro “El nacimiento de Venus”, su mayor homenaje a la bella mujer: “Pintado por Sandro Boticelli entre los años 1482 y 1484, este cuadro constituye su más famosa obra y también una secreta declaración de amor hacia la bella modelo que interpreta a la diosa Venus llegando a la costa” (abc.es /tecnología 23/12/2011). El pintor nunca se casó, cuando falleció en 1510, atendiendo a su última voluntad fue enterrado a los pies de la tumba de Simonetta, en la iglesia de Ognissanti. ” Quizá fue la única forma que encontró para poder pasar a la eternidad junto a la mujer más bella del renacimiento. Un amor prohibido que marcó la carrera de uno de los grandes pintores del Quattrocento italiano (abc.es /tecnología 23/12/2011).

 “Llamada Simonetta Vespucci después de su matrimonio, fue musa y modelo de los artistas del renacimiento italiano”, “También fue retratada en las pinturas de Piero di Cosimo retrato de Simonetta Vespucci (museo conde de Chantilly), en la cual aparece como Cleopatra con un áspid alrededor de su cuello, y La muerte de Procris. Varios poemas y lienzos de diversos artistas fueron también creados en su honor” (es.m.Wikipedia.org).

Otros artistas prominentes residenciados en Florencia usaron como modelo a esta musa, entre ellos los hermanos Doménico y David Ghirlandaio quienes habían incluido el retrato de Simonetta cerca del aún niño Américo Vespucci en 1472 en el fresco de la capilla Vespucci de la Iglesia de Todos los Santos, La Madonna dela Misericordia protegiendo a los miembros de la familia Vespucci (Foto2).

Entre los que sentían atraídos por Simonetta estaban los Médicis, en especial Guiliano, quien sentía un amor platónico por la bella señora; hay que recordar que esta poderosa e influyente familia del renacimiento en Florencia tuvo entre sus miembros cuatro papas: León X, Clemente VII, Pío IV y León XI, además dos reinas de Francia: Catalina de Medici y María de Medici, también fueron miembros de casa reales en Francia e Inglaterra (es.m.wikipedia.org).

“Con la muerte de “la bella Simonetta” como era conocida, los literati neoplatónicos iniciaron el culto a la ninfa Simonetta. Dotarla de un aura mitológica servía para convertirla en mito erótico sin faltar a las reglas del decoro “, “Todas las damas que pintó Boticelli se han identificado alguna que otra vez con Simonetta. En el siglo XIX los victorianos redescubrieron el culto a Simonetta. Le pusieron más empeño que rigor científico. Por ejemplo, circuló la tesis de que la joven posó desnuda para la diosa de El nacimiento de Venus, cuando lo cierto es que ella ya había fallecido cuando se elaboró esta obra (lavanguardia.com/historia y vida/edad-moderna).

“Y otro enigma: Cleopatra (Foto 3). Hoy atribuida a Piero Di Cosimo y antaño a Boticelli, esta posible efigie de Simonetta es un callejón sin salida. La bautizó con ese nombre Giorgio Vasari a raíz del áspid. Sin embargo, la leyenda inferior alude a Simonetta. ¿Cómo es posible que la que encarnó la casta sensualidad del Quattrocento fuera retratada en topless?  La inscripción es posterior, de finales del siglo XVI, lo que le añade misterio: por entonces la pieza entró en posesión de la familia Vespucci. ¿Así querían recordar a su antepasada” (lavanguardia.com/historia y vida/edad-moderna).

“Para una joven que ha pasado a la historia por su belleza, no deja de ser irónico que no se conozca su verdadera imagen” (lavanguardia.com/historia y vida/edad-moderna).

Nota 1- El mundo de la bella Simonetta, Germán Arciniegas, Planeta Colombiana Editorial S.A, 1990, Bogotá Colombia, página 111.         

Artículo anteriorLa Bitácora 2da edición.
Artículo siguienteNecesitamos la doble calzada punto 30-Teminal.
José Danilo Salazar Ríos
Nacido en Marsella, Risaralda, el 2 de Julio de 1953. Bachiller del Instituto Técnico Superior de Pereira, en la especialidad de Dibujo Técnico. Licenciado en Ciencias Sociales de la Universidad Libre del Socorro. Especialista en pedagogía, cultura constitucional y democracia, de la Universidad Autónoma de Colombia; Especialista en Pedagogía de la recreación ecológica, de la Fundación Universitaria de los Libertadores. Ha sido docente, activista sindical y político, y líder de procesos de resolución pacífica de conflictos.

2 COMENTARIOS

  1. Hola Solange: Mil gracias , en este tiempo de que todo mundo se cree super estrella o diva, es bueno evocar a esas mujeres maravillosas que dejaron huellas y fueron musas de artistas famosos, mil gracias por su generosidad. Mil saludos y bendiciones.

  2. Danilo, gracias por semejante clase de historia de tan grandiosa mujer, es un gran nutriente para los que queremos día a día enriquecer nuestra cultura. Un abrazo!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí