Sin Límites… rebrote

0
125

POR LUIS ALBERTO MARTÍNEZ

En esta larga aventura de penurias y tristezas en la cual se encuentra sumergido el mundo por cuenta de la pandemia Covid- 19, las perdidas alcanzan millonarias cifras en todos los órdenes de la existencia humana.

El rebrote de esta enfermedad se ha manifestado en algunos países europeos donde se creía que la epidemia había cesado su implacable agresión, pero no fue así.

En virtud a esas creencias miles de ciudadanos abandonaron los cuidados de protección – tapabocas, aislamiento social, aglomeraciones-, los negocios abrieron sus puertas, hoteles, sitios turísticos, playas, balnearios, en fin… la normalidad se hizo presente y hoy pagan los resultados con rigurosos confinamientos y drásticas medidas de prevención.

En Colombia algunas regiones también vienen siendo presa fácil del rebrote pues aun conociendo altas cifras de contagios y el abultado número de personas fallecidas, se hace caso omiso de las advertencias de autoridades de sanidad y de allí el impactante resultado.

Si bien es cierto comerciantes y empresarios se han visto en la urgente necesidad de reabrir sus empresas ante el asedio de la quiebra y el generalizado desempleo, no les queda otra alternativa que correr riesgos, así el mal continúe dejando huellas imborrables en su oscuro trajinar.

Como medida preventiva para contrarrestar este padecimiento m, el Gobierno Nacional insiste en el autocuidado y la promesa que pronto aparecerá la vacuna capaz de eliminar al temible enemigo; siendo así podríamos dormir tranquilos, pero no hay tal, las pruebas que se han hecho en algunos cristianos aun no arrojan los resultados esperados por los científicos y el anhelo de una pronta formula salvadora no se vislumbra a corto tiempo. 

La pandemia por el virus nos ha cambiado la vida, no solo debemos soportar su violento gemido, sino que, también debemos sumarle como consecuencias el incremento de la delincuencia, más pobreza. inseguridad, insensibilidad humana y enfermedades directas a causa del encierro.

Las celebraciones de importantes eventos se han tenido que cancelar y las entidades y organizaciones encargadas recurren a la opción virtual, aunque naturalmente no es lo mismo.

Una actividad que despierta gran sentimiento y pasión es la fiesta de los niños, llamado Halloween que se celebra tradicionalmente el 31 de octubre de cada año, pero ante el asedio del coronavirus los gobiernos con justa razón, tomaron medidas de control y precaución para proteger no solo a los infantes sino a los padres que les acompañan.

El país ha enfrentado tres olas sucesivas de contagio por Covid-19 y puede venir una cuarta, advierte Minsalud. Lo mejor que podemos hacer es cuidarnos, la situación no está como para uno morirse de la risa, pero si no nos cuidamos podemos morirnos, eso sí, infectados del terrible veneno. He dicho.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí