Sobredosis en los Premios Oscar

0
136

Por: Germán Ossa

Está bien que una película obtenga reconocimientos. Está bien que una Academia de Artes como la de Hollywood, que tiene más miembros que ideas (7235), se pongan de acuerdo para otorgar un máximo galardón a la industria del cine, señalando como si fuera “palabra de Dios”, a los que durante 12 meses han trabajado en la construcción de sueños de diversa índole, en las más variadas historias tejidas imagen por imagen que se proyectan en las pantallas de los teatros de este planeta. Pero que exageraron esta vez, no nos cabe la menor duda.

Está bien que una película sobresalga, pero raro es (y lo fue), que en esta oportunidad, se exagere en la entrega de premios.

Algo raro hay por debajo de la mesa. Estados Unidos y Corea del Sur tienen sus problemas de guerra, tienen sus compromisos misilísticos, y el cine puede ser un buen medio para conciliar, sin que mucha gente se de cuenta. Pero pagamos el pato los que amamos el cine y los que respetamos la entrega de esas estatuillas amarillas que llaman Óscar y que le da prestigio a personas, oficinas, gremios, técnicas y muchas cosas más, dentro de ese fantástico mercado que se llama cine.

“Parásitos” es muy buena película, pero también “El Irlandés”, “1917”, “Judy”, “Erase una vez… en Hollywood”, y otras más…

Bong Joon-Ho es muy buen director, es verdad, pero también Martín Scorsese, Quentin Tarantino, Sam Méndes…..

Cuatro de los más codiciados premios entregados a una misma cinta, nos deja muchas sospechas.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí