Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadThe Wall – El Muro

The Wall – El Muro

Canciones que Cambiaron el Mundo

The Wall es considerado uno de los mejores trabajos de la banda británica Pink Floyd, fundada en Londres en 1965, su impacto fue impulsado por la película de Alan Parker.

Se cree que The Wall es la canción más famosa de Pink Floyd, cuando en realidad es Another Brick in the Wall. Fue escrita por Roger Waters después del lanzamiento de The Dark Side of the Moon, su máxima obra. Este álbum también redefinió el concepto de Rock Star, y es escrita como ópera rock. Es una historia contada a través de las canciones que conforman el disco. El centro de esta historia es el relato de un hombre llamado Pink Floyd, quien estaba harto de su vida como músico, y sentía que estaba construyendo un “muro” alrededor de su mente y alejándose del mundo.

En un mundo injusto, en momentos críticos de la humanidad, cuando los reprimidos se hartan de ser maltratados, hay ocasiones que una canción puede llamar la atención del mundo. Es precisamente el clásico Another Brick in the Wall – Otro Ladrillo en la Pared. El álbum es en parte ficticio y en parte autobiográfico, no sólo es una metáfora de la alienación, constituye una crítica a la opresión, desde la familia hasta el Estado. Se trata de un manifiesto antibélico, un recordatorio de todos los males que produce la guerra.

The Wall no es una canción sencilla ni fácil, contiene algunos de los temas más oscuros de Pink Floyd, una estrella de rock lleno por el éxito y excesos. Toda su vida la ha pasado levantando un muro en su mente hasta quedar totalmente aislado de la realidad, encerrado en sus pensamientos, cerca de la locura. Cada ladrillo de esa pared es un hecho traumático; la muerte de su padre en la segunda guerra mundial, los bombardeos alemanes en territorio británico, una madre opresiva y sobreprotectora, un maestro abusivo y pendenciero, una esposa infiel y una gran depresión económica en la época Margaret Tatcher, el fracaso, las drogas, la familia, en fin… un todo que al final resultan ser “ladrillos” con los que construir su propio muro, un muro para aislarse del mundo y su propia autodestrucción. Lleno por la culpa y resentimiento, imagina ser un líder neonazi.

Rápidamente se convirtieron en estrellas, en parte gracias a las letras de su primer cantante, Syd Barret. Ante la salida de éste debido a problemas mentales, hizo que Roger Waters y David Gilmour tomaran elmando de la banda, llevándola a un plano más experimental y rockero. The dark side of the moon, con más de 45 millones de copias vendidas. Uno de los más exitosos de la historia.

The Wall fue el fruto de la saciedad que la banda tenía a raíz de su popularidad. Sus shows eran cada vez más grandes, pero se sentían cada vez más alejados de la audiencia. El hecho que disparó la idea del álbum ocurrió en julio de 1977 en Canadá, en este tour Pink Floyd interpretaba los álbumes Wish You Were Here y Animals. Esa noche el público pedía canciones todo el tiempo. De pronto, un fan se acercó demasiado al escenario y Rogers Waters, en un ataque de ira, lo escupió. “La gente ya no importaba, sólo nos interesaba cuánto dinero recaudábamos. Me sumergí en una atmósfera de ego y avaricia. La conexión con el público se había perdido, era insoportable estar sobre el escenario”, confesó años después a la revista Life And Style. 

El 30 de noviembre de 1979, la banda británica presentó The Wall – El Muro. Roger Waters, bajista, voz principal y compositor de los temas más importantes. Compuso The Wall en 1977, undécimo álbum del grupo, considerado una referencia en el rock progresivo. Se grabó entre abril y noviembre bajo la dirección del productor Bob Ezrin. La gira en la que promocionaban su disco Animals, Pink Floyd era considerada la banda más grande del rock, comenzaron a tener conciertos en grandes estadios. A Roger Waters esto le incomodaba porque no le parecía serio tocar en los estadios, todos gritaban y no escuchaban la música. Durante la gira hubo algunos eventos incomodos, como cuando algunos asistentes comenzaron a prender petardos.

Una parte fundamental de los recitales eran las animaciones y los muñecos inflables gigantes de los personajes,que le daban un mayor impacto a la película que dirigió Alan Parkeren 1982, basada en la historia que describe el álbum. En “Goodbye Blue Sky”, recuerda los ataques aéreos que sufrió Inglaterra por parte de la Alemania nazi entre 1940 y 1941, mientras la canción se pregunta por la población atemorizada y las bombas que caen, una paloma de la paz es despedazada por el águila nazi que luego rasga con sus garras el terreno y deja un rastro de sangre. A continuación aparecen bombarderos en el cielo, personas con máscaras de gas buscando refugio y la bandera del Reino Unido se convierte en una cruz ensangrentada y los soldados caídos se vuelven cruces. La victoria de los Aliados en la segunda guerra mundial tuvo un costo muy alto, haber destruido toda una generación de jóvenes. El interrogante que Pink Floyd deja en esta composición es si todo ese sacrificio valió la pena porque, es cierto, el nazismo fue vencido, pero la guerra y la opresión todavía existen en formas más sofisticadas.

Para comprender de manera acabada el mensaje antibélico de The Wall hay que escuchar The Final Cut, el último trabajo que el músico grabó en 1983 antes de abandonar la banda. Muchas de las canciones que lo integran pertenecen al mismo período de The Wall y algunas estaban destinadas a la película. De hecho, el proyecto iba a funcionar como banda sonora del film de Alan Parker, pero al desatarse la guerra de Malvinas, Roger Waters reescribió el concepto y convirtió el álbum en una declaración en contra de la guerra en la que califica a los gobernantes de traidores por faltar a la memoria de los caídos, héroes que sacrificaron su vida por un mundo más pacífico. Es el “sueño de posguerra” sobre el que gira esta obra conceptual.

El 2 de mayo de 1980, el gobierno sudafricano prohibió la canción. El país estaba al tope de las injusticias del apartheid, la ruptura de aquel otro «muro» se acercaba. Se convirtió en un himno de los estudiantes que protestaban contra el apartheid en los recintos de educación. «Ese gobierno del apartheid ha impuesto un bloqueo cultural, por decirlo de alguna manera, en ciertas canciones, incluyendo las mías», dijo Roger Waters en una entrevista con The Guardian. En el plano internacional, la guerra fría se había entibiado debido a la crisis en la Unión Soviética, que derivó en una apertura política (Glasnost) y económica (Perestroika), y que alcanzó su clímax a fines de 1991 con su derrumbe.

Ante el pedido de sus fans de volver a ver sus impresionantes conciertos The Wall, Roger Waters, dijo que era improbable debido a los altos costos de producción y montaje. El tour había sido breve y había ocasionado pérdidas. Sin embargo, había dejado una puerta abierta: solo lo haría de nuevo si desmantelaban el muro de Berlín “como una celebración de la liberación del espíritu humano”, había expresado. Cuando finalmente cayó el muro el 9 noviembre de 1989, Waters decidió cumplir con su palabra y al año siguiente volvió a interpretar The Wall en su totalidad en uno de los terrenos que se encontraban entre ambos lados del muro, entre la Puerta de Brandeburgo y la Potsdamer Platz, dos de los puntos más emblemáticos de la ciudad. El ex líder de Pink Floydconvocó a artistas del Este comunista y el Oeste capitalista.

En 2010, sacando provecho de los avances tecnológicos, el antiguo bajista de Pink Floyd decidió recrear los míticos shows de The Wallen una gira mundial que duró tres años y dejaron una película y un disco en vivo. Rogers Waters consideró que los conceptos que motivaron el álbum todavía estaban vigentes en el siglo XXI. “En estos años se me ocurrió que tal vez las historia de mis miedos y mi pérdida con su concurrente e inevitable residuo del ridículo, la vergüenza y el castigo sea una alegoría de mayores preocupaciones: el nacionalismo, el racismo, el sexismo, la religión, ¡lo que sea! Todas estas cuestiones e “ismos” son motivados por los mismos miedos que tuve en mi juventud”.

En la nueva versión del show las canciones tienen un mensaje político recargado. Mother ya no es la madre sobreprotectora sino el Gran Hermano que vigila, mientras que Bring The Boys Back Home ya no evoca a los soldados de la segunda guerra mundial sino a todas las que siguieron después, en especial las de Irak y Afganistán. Another Brick In The Wall, Waters le sumó una pequeña balada sobreJean Charles de Menezes, el inmigrante brasileño que fue asesinado por la policía británica, que lo confundió con uno de los terroristas sospechosos de haber cometido el atentado en el metro de Londres en 2005. El concepto de la mencionada Goodbye Blue Sky ya no remite al Blitzkrieg sino a las instituciones que provocan la guerra, como las religiones, el capitalismo, el comunismo y las grandes corporaciones.

En 2017 Waters editó su primer álbum con material nuevo en 25 años, Is This The Life We Really Want?, en el que vuelve a calificar la guerra como un negocio. Fue presentado en la gira “Us + Them” en la que, junto con temas de Pink Floyd de Animals, The Wall y The Final Cut su mensaje pacifista adquirió más fuerza. Para él, hoy existen dos muros que deben ser derribados, el que construyó Israel en el límite con Palestina y el que Trump levantó en la frontera con México.

Roger Waters sostiene que los miedos que erigen paredes en nuestras cabezas son los mismos que llevan a la alienación y que motivan la construcción de grandes extensiones de cemento en las fronteras, kilómetros de hormigón y acero que lo único que producen es desigualdad, pobreza y división. Han pasado muchas cosas desde 1979, existen muchos ladrillos que aíslan a millones de personas. Mientras existan, The Wallsiempre nos recordará que vale la pena luchar por derribarlos.

La Metro-Goldwyn-Mayer y Alan Parker les sirvió para filmar la película basada en el concepto de The Wall, que sigue de cerca el contenido y su esencia. Alan Parker construyó los sueños perturbadores que la banda británica plasmó en el discocon la ayuda del propio Rogers Waters en la elaboración del guión y utilizando el mismo simbolismo que acompañó a los temas con pocas modificaciones, pero cuenta una intriga específica, asfixiante y maravillosa narrativa.

Letra: “Another brick in the Wall” – Otro Ladrillo en la Pared

https://www.quaver.fm/cancion/another-brick-in-the-wall

Video: https://www.youtube.com/watch?v=E3_NuWb9r2A

2 COMENTARIOS

  1. Excelente artìculo Dr. Alvaro. Siempre es bueno recabar sobre el mensaje de la cultura del rock que en ocasiones, aùn hoy en dìa, tiene visiones obtusas. Felicitaciones

  2. Alvaro hoy existen muros invisibles entre esa Colombia Profunda y la Colombia ctadina que considera que todo está bien, ya empezamos a derrumbarlos y lograremos sentar las bases para que la lucha que apenas empieza se vuelva realidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos