Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadTodavía estamos esperando a los Bomberos

Todavía estamos esperando a los Bomberos

Dosquebradas. Noviembre 10-22.

Usted puede soportar estoicamente dos meses de lluvias constantes en la medianoche, e incluso una amenaza de levantamiento del techo de su casa.   En el peor de los casos, perderá sus muebles y enseres, pero salvará la vida.  Sin embargo, un escape de gas es otra cosa.  La incertidumbre se apodera de usted y su familia y lo paraliza a tal punto que no sabrá si encender la luz o permanecer en tinieblas, porque el chispazo podría ser suficiente para que ardan en llamas su casa y las de toda la vecindad.  Esa experiencia, que creí reservada a otros más valientes, la vivimos en carne propia mi esposa y yo en nuestra residencia en la madrugada del jueves 10 de noviembre de 2022.  Todo, por la irresponsabilidad de un habitante de calle que trataba de hurtarse el contador domiciliario del gas en la casa contigua.  Eran las 2 y 15 minutos de la madrugada.  Lo sé porque así quedó registrado en mi teléfono celular cuando marqué el 1.2.3 pidiendo auxilio.  Dormíamos, como todos los mortales, cuando algo nos despertó abruptamente.  Era Héctor, mi vecino, que padece lo que él llama “un sueño muy blandito”.  Escuchó un ruido seco, sorprendió a un hombre intentando destrozar un contador del gas domiciliario y le gritó tan fuerte como pudo lográndolo poner en retirada.  Pero entonces, un ruido seco y constante, mezclado con un olor a gas propano, invadieron el ambiente haciéndolo insoportable.   Con el descanso nocturno frustrado salimos a la puerta y solamente vimos el desastre.  El tubo al aire libre y la bocanada de gas saliendo de su interior sin que tuviéramos el menor conocimiento para repararlo.  Y en medio del temor y la incertidumbre, solo atinamos a llamar a Emergencias del Cuerpo de Bomberos, donde una voz masculina nos tranquilizó diciéndonos que una máquina saldría hacia el lugar.   Han transcurrido doce horas, pero nadie llegó.   Por fortuna, la vecina se arriesgó a accionar la llave e interrumpió la fuga.  Pero ¿qué tal si no lo logra?  ¿Qué cuento les estaría contando?  O peor, ¿quién les estaría narrando lo ocurrido?  Hechos como este no son noticia.  Menos mal, porque de haberlo sido, sería sin duda una de las peores tragedias con víctimas a bordo.

Artículo anteriorElecciones regionales y locales
Artículo siguienteSALUD: ¿Así Funcionas?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos