Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadTrompetero, porfa, no más

Trompetero, porfa, no más

OJO CON EL CINE

El 25 de todos los diciembres en Colombia se ha convertido desde hace rato en el día fatal para nuestro cine. De pronto una o dos veces, fue celebrado por parte del público con alegría, porque después del nacimiento del niño Dios, la otra noticia de venida al mundo en este país, era la de una nueva película colombiana que engordaría la lista de las producciones cinematográficas que pondría nuestra patria querida a buscar la mirada de los extranjeros amantes del Séptimo Arte en una filmografía que le apostaba a abrirse paso en el mundo del celuloide…

Pero lamentablemente ha sucedido lo peor, lo más desastroso, lo más triste, pues nos estamos convirtiendo en el país que va camino de ganarse un nuevo Récord Guinnes, sobre el que estrena de regalo de navidad cada año en el mundo, la peor cinta que jamás pueda concebir una cinematografía que busque respeto y dignidad.

Un nuevo “Paseo”, ahora de olla, qué pena. Pero no vale la pena hablar de eso, es lo que con plata de Caracol televisión y el mismo productor de siempre, nos imponen en las carteleras las salas comerciales en el país del Sagrado Corazón de Jesús, y como al tiempo se vino otra comedia de pacotilla (que pretende hacer alarde de humor) se “pavonea” en las otras salas que le hacen el juego al mismo “pull” de realizadores de cine cómico, con el fin de adormecer a un público ingenuo que cree le está apostando a fortalecer la cinematografía colombiana, sin darse cuenta que lo que está haciendo es precisamente lo contrario.

Hablamos de “QUIERO QUE ME MANTENGAN”, el más reciente trabajo (¿trabajo?) de Harold Trompetero, un joven realizador del que esperamos mucho y nos equivocamos tremendamente, pues cuando lo conocimos, porque lo invitamos con una cinta suya muy decorosa a uno de nuestros ENCUENTROS NACIONALES DE CRÍTICOS Y PERIODISTAS DE CINE DE PEREIRA, se nos presentó como un talentoso realizador que había merecido premios internacionales por sus comerciales para televisión y la vertiginosidad con la que hablaba y la algarabía que armaba con sus respuestas en las entrevistas y la genialidad de las historias que nos advertía iba a contar con sus ambiciosos proyectos cinematográficos, que no fueron más que promesas de vendedor de mentiras que se quedaron en quién sabe qué caneca o recipiente por ahí olvidado.

¿Y QUIÉN ES ESE PERSONAJE?

Harold Trompetero Saray nació en Bogotá en 1971. Es comunicador social de la Pontificia Universidad Javeriana y publicista de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, cursó estudios de cine en Cuba, España y Francia. Ejerció como Director Creativo por tres años en la Agencia Leo Burnett en Bogotá.

Ha sido director de series y telenovelas como Cartas a Harrison y Amor a mil, así como comerciales, videos musicales y producciones de vídeoarte. Su primer largometraje fue Diástole y sístole, los movimientos del corazón, premiado en el Festival Internacional de Cine de Cartagena de Indias en el año 2000.

En publicidad ha recibido varios galardones, entre ellos: León de Oro en Cannes, FIAP, New York Festival, Festival de Publicidad del Caribe, Moebius Telly, Nova, Cóndores. Durante varios años se desempeñó como director creativo de la agencia hispana Siboney USA en Nueva York, ciudad en la que se radicó por cinco años y en la que produjo los largometrajes Dios los junta y ellos se separan, Violeta de mil colores y Riverside. Volvió a Colombia para desempeñarse como Vicepresidente Creativo de la agencia de publicidad TXT, de la cual es socio.

En junio de 2007 recibió cinco galardones en el Festival Internacional de Cine Chico de La Palma, entre ellos, los de mejor largometraje y director, por su película Violeta de mil colores (la cual fue exhibida en el marco del Festival de Cine de Bogotá). Además, recibió la estrella a mejor cortometraje y al mejor actor por su cortometraje Siete cortos de valor. Hasta el momento ha publicado tres libros, uno en solitario titulado Todos estamos enfermos de algo que no sabemos qué es (2001), y dos junto a Andrés Moya: El manual del buen Pirobo y Del Putas.

En 2007 dirigió para la productora Dago García Producciones Muertos de susto, que se estrenó el 25 de diciembre de ese año. En 2009 estrenó dos largometrajes: El man, el superhéroe nacional, donde incluyó elementos de la idiosincrasia colombiana, y Riverside, que considera realmente su ópera prima. En 2010, estrenó la película más taquillera en Colombia El paseo producida por Dago García Producciones, en 2011 Locos, y para 2012 estrena Mi gente linda, mi gente bella y El paseo 2.

Filmografía

1999: Diástole y sístole

2005: Violeta de mil colores

2006: Dios los junta y ellos se separan

2007: Muertos de susto

2009: El man

2009: Riverside

2010: El paseo

2011: Locos

2012: Mi gente linda, mi gente bella

2012: El paseo 2

2013: De Rolling por Colombia

2014: De Rolling 2: Por el sueño mundialista

2014: Todas para uno

2015: Pa ¡Por mis hijos lo que sea!

2016: Perros, con John Leguizamo y María Nela Sinisterra.

2016: Los Oriyinales

2017: Nadie sabe para quién trabaja

2017: Keyla (productor ejecutivo)1​

2018: Pa’ las que sea papá

2019: Mamá al volante

2019: La pachanga

Libros

1997: Manual del buen pirobo (con Andrés Moya)

1999: Del putas (con Andrés Moya)

2001: Todos estamos enfermos de algo que no sabemos qué es

2016: Todos los domingos son el fin del mundo

2019: La vida es un hueco (con Andrés Moya)

Me dan rabia varias cosas; negar que su DIÁSTOLE Y SÍSTOLE con la que vino a Pereira sea su “Opera Prima”, no es elegante; dejar de hacer cine inteligente, serio aunque divertido, pero de buena calidad para hacer tonterías, no es de alguien que se respete; realizar películas de alto presupuesto y de pésima calidad no es de un artista serio y desperdiciar el trabajo de actores serios, valiosos, interesantes, hasta de fama internacional para ponerlos en ridículo en una cosa que llaman largometraje como el talentoso John Leguízamo, es ya imperdonable. 

Me gusta el cine, mucho más el buen cine colombiano, no las baratijas, y me disculpan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos