Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadUn aeropuerto tan alto como la casa en el aire.

Un aeropuerto tan alto como la casa en el aire.

ESCAMPAVIA

Hay elefantes blancos a lo largo y ancho de la patria, todos ellos son monumentos a la falta de Planeación, a la corrupción; son obras sin terminar, dinero perdido; quizás la única excepción que conocemos es el barril sin fondo del aeropuerto de Palestina o del Café, con el cual la clase dirigente de Manizales ha hecho derroche de su capacidad de manipular a los gobernates para construir, en lo alto de la montaña, el aeródromo que desde 1.977 viene devorando dinero que se ha perdido, de una parte en los bolsillos de los corruptos que han logrado meter mano en los contratos y de otra parte en un hueco sin fondo  al cual se le han derramado miles de miles de metros cúbicos de tierra que desaparecen tragados por la tierra.

Recuerdan cuando el presidente Duque acompañado por algunos de los parlamentarios de la región se comprometía a entregar la obra, recuerdan al Contralor Córdoba bautizando aeropuerto como el Iván Duque, recuerdan la declaratoria de importancia estratégica para la región la construcción de un aeropuerto que no supera en longitud  al actual de La Nubia y que solo serviría, si se construyera contra toda evidencia, para los vuelos regionales, de los cuales hace uso un escaso número de pasajeros, recuerdan los fracasos una y otra vez durante cincuenta años de una obra que solo ha servido para llenar bolsillos  y que si solo reduciría el tiempo para su acceso desde Manizales, con el de llegar a Matecaña, en unos pocos minutos.

 El mismo Contralor, quien sin duda tiene responsabilidad en la decisión de insistir en esa devoradora de dinero de los colombianos, quien prende las alarmas y reconoce que esa plata ya se perdió; ahora bien, achacarle solo a Duque este derroche es ignorar que casi todos los recientes presidentes han aprobado recursos a fondo perdido para satisfacer el capricho de unos, la voracidad de otros corruptos y del absurdo al no estimular comportamientos de región.

El presupuesto revisado al año 2.021 era de $ 531.858 millones de los cuales Duque comprometió 450.000 millones así que faltaban cien mil millones que ahora le recuerdan haber prometido a Petro. No tengo la cifra de cuanto se ha enterrado del presupuesto de la nación, pero para muestra publicó El Espectador una nota, en el año 2.015, donde recuerda que hasta el año 2.012, en el corte de otro fracaso, ya se habían invertido 188 mil millones los cuales traídos a valor presente y sumados a los nuevos recursos hacen de esta una absurda inversión para construir una pista de 1.450 metros, la más cara de la historia.

Cuánto hubiéramos ganado todos los vecinos de esta región si esos esfuerzos y dinero se hubieran invertido en mejorar la conectividad entre las ciudades, en mala hora entregada a la voracidad de Autopistas del Café, la que ahora califica como excedentes las enormes utilidades que les deja una carretera sin terminar, en donde los tramos sin hacer son en nuestro departamento, un atraco a los intereses de toda una región y un gallina de los huevos de oro.

         Las proyecciones y estudios que se presentan para justificar este aeropuerto parten de la idea que los usuarios no serían solamente los de Manizales y el norte de Caldas y suman a ellos los posibles pasajeros de Risaralda, Quindío y norte del Valle, como si este universo no estuviera bien servido por los aeropuertos existentes en Pereira, Armenia y Cartago; la importancia de este aeropuerto y su calificación como prioritaria para el desarrollo nacional es una falacia acomodada a intereses electorales y políticos tan lejos de la realidad como lejos está la culminación de este parto de los montes.

3 COMENTARIOS

  1. Hace mucho tiempo propusimos aliarnos con santa Ana en cartago.seria el más grande del centro del país.pero todo cura quiere su parroquia.que parroquianos somos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos