Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadUn elixir de la vida

Un elixir de la vida

Quizás soy un poco alcohólico pero sin llegar a límites que atenten contra mi entorno, mis familiares o a mí mismo. Y creo que la gran mayoría de los humanos  lo somos, aunque algunos afirmen que no hay términos medios y que se es o no se es, al igual que sucede con una chica que dice estar medio embarazada o alguien que manifiesta ser medio homosexual. No hay gradualidad. O todo o nada.

El ser humano ha necesitado desde siempre alguna ayuda para enfrentar la cotidianidad y para asimilar la realidad y quizás los primeros estímulos llegaron con el descubrimiento del alcohol. Revisemos un poco la historia de uno de los elíxires de la vida. La hidromiel es la bebida alcohólica más antigua del mundo y su aparición en épocas prehistóricas seguramente fue casual debido simplemente a la fermentación de la miel. El uso de este procedimiento para la fabricación de bebidas alcohólicas data —de acuerdo con los hallazgos arqueológicos— de hace 10.000 años en la Mesopotamia donde se descubrió la cerveza y de 8000 años en el Cáucaso donde se elaboraron los primeros vinos. En la biblia aparecen registradas las primeras borracheras humanas como la de Noé lo que nos lleva a pensar que en el arca no solo había animales sino también alguna barrica con muchos toneles de esta bebida.

Los griegos, los romanos y los persas que dominaron el mundo en la antigüedad sólo conocían la elaboración del vino y la cerveza con procesos de fermentación. Transcurrieron muchos siglos en los que la humanidad acompañó su devenir con estas sencillas bebidas hasta la aparición en el siglo XVI de la destilación del alcohol y es probable que hayan sido los alquimistas árabes —en el siglo X— los verdaderos descubridores de sus secretos. El término «alambic» o «alambique» proviene de su lengua. Allí nació una de las industrias más extensas y universales, hoy profundamente arraigada a cada nación y a cada sociedad. No creo que haya país en el mundo que no se ufane de su propio licor, su propia marca o al menos su especial forma de consumo.

Para el año 2020 los humanos bebieron más de 177 millones de kilolitros de cerveza y está claro que su consumo se ha convertido en una parte integrante de la vida diaria aunque haya que advertir que varía considerablemente de un lugar a otro. No es de extrañar que el país más poblado del mundo, China, sea el mayor consumidor per cápita de cerveza con 36 millones de kilolitros lo que equivale a una quinta parte del consumo universal. Sin embargo la posición en el ranking no siempre se debe a una gran población, ya que India, el segundo país más poblado del mundo, ocupa apenas el puesto 23, con solamente el 0.9% del total. Estados Unidos ocupó la segunda posición con 24 millones de kilolitros, el 13.6% del total mundial. Y valga aclarar que estos países no son solo grandes consumidores, sino también los primeros productores. Brasil es tercero y luego están Rusia, México y Alemania; Colombia ocupa el puesto 13 por encima de países como Francia, Canadá, Italia y Argentina.

Con el vino las cifras son diferentes. Según datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV) correspondientes a 2022, los portugueses son los mayores bebedores de vino del mundo. Le siguen franceses e italianos, suizos y austriacos; luego los españoles y los argentinos. El consumo mundial total de vino en 2022 fue de 23 millones de kilolitros, siete veces menos que el de la cerveza.

Después les contaré de los demás licores. Por ahora, ¡salud!

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN