Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

PolíticaUn mes de paro. El balance: Más preguntas que respuestas.

Un mes de paro. El balance: Más preguntas que respuestas.

Por JOSÉ DANILO SALAZAR

Ha pasado casi  un mes de paro, y ocurrieron algunos cosas  positivas: caída de la reforma tributaria, caída de la “oculta”  reforma a la salud  acolitada por Vargas Lleras; según un amigo de la época de la séptima papeleta de los estudiantes  en  1990,  éste es un paro histórico, pues logró el objetivo inicial :  tumbar la  “bandidesca”  reforma tributaria; recuerda  las marchas y paros que desde sus años de bachillerato, como  líder  estudiantil   tuvo que encarar, concluye que esas grandes movilizaciones no nos salvaron del T.L.C. impuesto por los gringos a nuestro país, de la ley 100 de salud, de la entrega de Telecom y otras grandes empresas nuestras de servicios públicos,  vendidas al capital internacional a  “precio de gata ciega” para ser privatizadas , con el argumento de que los sindicatos eran corruptos y las  habían arruinado, ¿siendo tan mal negocio por qué resultaron compradores?, ¿ Por qué siguen siendo rentables? ,  sin dudas, nuestro mayor problema económico  es el modelo neoliberal,  impuesto a nuestros países  por los amos del capitalismo  mundial, la pobreza causada  por esas medidas, es una de los detonantes del  “estallido social”  iniciado el pasado  mes de Abril, como certeramente dijo el senador Jorge Robledo del Moir,  “de nada sirve cambiar la locomotora si no se cambian los rieles”, es decir uno de los objetivos  debe ser, cambiar el  modelo económico del país.

Al calificar  el paro como un  “estallido social”,  me refiero al hecho de que en nuestro país hay muchos reclamos sin atender, muchas reivindicaciones postergadas, aplazadas o silenciadas a fuerza de represión o asesinato  de sus líderes, por eso el panorama actual de las protestas es tan caótico, pues a los reclamos de muchos sectores insatisfechos, se le suman  los efectos perversos de la pandemia que lleva un año azotándonos. Realmente el paro es promovido por los trabajadores de los sectores  de la economía formal de nuestra patria, esos que recibimos salarios o pensión, primas de navidad, vacaciones remuneradas, cesantías,  que pagamos servicios públicos e impuestos prediales, de rodamiento, sobretasa  a la gasolina,  4 por mil etc., aportamos a pensiones y salud. Es decir los  “privilegiados”,  que no podemos asumir la carga económica de unos gobernantes que dilapidan o  se roban los dineros  que aportamos, y descaradamente pretenden reducir nuestros ingresos sin tocar los bolsillos de grandes empresas y empresarios; este es un buen punto de entendimiento  del conflicto, porque  a un campesino, constructor u operario  acostumbrado a trabajo a destajo, un empleado informal,  un vendedor de Bon Ice, chance ilegal, mazamorra, etc., que nunca  ha estado agremiado para buscar mejores condiciones laborales o salariales qué pueden importarle los reclamos de los asalariados?, seguramente no se sienten representados por los dirigentes del paro, y ni sueñan con  mejorar sus condiciones de vida, por considerarlo  algo  inalcanzable, según sus propias vivencias,  tanto que  ni luchan por conseguirlo. Por eso crear  empleo formal, de calidad para todos los colombianos, debe ser un objetivo de largo aliento de éste y otros paros.

Otra cara de la situación actual son los jóvenes excluidos de la sociedad, nacidos en condiciones sociales adversas, en sectores marginados o estigmatizados de la sociedad, sin oportunidades de estudio,  salud, empleo decente que les garantice un ascenso social, los niños cuyo futuro es integrar alguno de los bandos  en conflicto,  niñas  de cuna humilde nacidas para ser prostituidas por sus propias familias o  por la sociedad, es decir a aquellos nacidos para ser  “máquinas de guerra”  o ser carne de cañón ¿Quién puede representarlos? , ¿De qué manera las autoridades nacionales (de orejas sordas a su angustias y peticiones)  pretenden que hagan sus reclamos?, sentándose a tejer crochet fraternalmente con los demás participantes, o ¿siendo parte de los  combos de resentidos que  se dedican al vandalismo?;  si aceptamos como cierta la anterior afirmación  ¿por qué se han visto  personas  en camionetas de alta gama disparando a la gente?, ¿Vándalos estrato  seis?  Vale la pena mirar  el video del senador David Racero,  quien afirma  que los  jóvenes de la primera línea del paro en Cali, y seguramente del resto del país, han perdido tanto  en su existencia, que no le tienen miedo a la muerte y  están allí buscando  mejorar sus vidas y las de sus familias, pidiendo una renta básica, y reformas policiales entre otras cosas.  

En un país famoso porque hasta las noticias oficiales son fake news, la pasada semana vimos que en  noticias RCN,  prácticamente querían  levantar  el paro porque el presidente anunció educación  universitaria y en el SENA gratuita  para jóvenes hasta estrato 3, cómo si con  ese anuncio se  satisficieran  todas las peticiones,  vi  a un Yamid  Amat, a punto de llorar, por las pérdidas económicas del paro, entrevistando a Maltés de la CUT, en una actuación que podría participar en los premios india Catalina. ¿ Llorará así cuando sabe de niños muertos por hambre y desnutrición y  de los  millones de desplazados,  despojados de sus tierras en el país?.

Grandes empresarios del país tienen vitrina diaria en los noticieros para denunciar las pérdidas por el bloqueo de carreteras, aunque  muchos de los  reclamos son justos, todos hemos sufrido las consecuencias del paro en estos días,  por paradoja, el golpe es más fuerte para los más pobres;  pero cuando los grandes empresarios importan alimentos, no les preocupan las grandes pérdidas de los agricultores nacionales ni de sus familias, por ejemplo: el gobierno hace propaganda para que consumamos más papa, dizque para evitar pérdidas a los productores, pero en una actitud  pérfida,  permite la importación de papa. ¿Al fin qué, gallo o gallina?    

 Hay que hablar de la deudas históricas con algunos  sectores de la población, uno de estos son  personas  marginadas, humildes y victimizadas: los campesinos,  en un país donde  hay más de ocho millones de víctimas, muchos  de ellos son  desplazados, víctimas  tanto de  los actores ilegales, como del estado,  algunos  de esos desdichados, son seres cuyas tierras despojadas por actores violentos,  fueron compradas por acaudalados hacendados a precios de rebajón, en connivencia con los despojadores, que  ven hoy,  cómo desde el Congreso de la República, ladrones de cuello blanco quieren quedarse con sus tierras, intentando  legalizarlas  a sabiendas de su procedencia espuria. En este sector campesino están incluidos  los indígenas, cuyos  reclamos por tierras no logran ser satisfechos y sus demandas en la minga del 2019, fueron engavetadas con el sofisma del diálogo nacional,  teniendo que volver a protestar en el 2020.  En este  país nunca se hizo una reforma agraria, pero desde siempre, los campesinos han sido despojados de sus tierras, mientras   tanto los gobernantes otorgan grandes baldíos de la nación a banqueros como  Luis Carlos Sarmiento,  dueño del grupo Aval.  La mezquindad de la clase política nuestra, clasista y racista ha permitido un aterrador panorama de desangre por cuenta del conflicto, donde los que ponen los muertos son las personas humildes  ”la guerra no tiene el rostro de las víctimas” dice Jesús Abad, realidad que no se puede ocultar,  gracias a personas como  él  y su  testimonio fotográfico; como dijo la profesora  María Teresa Uribe, en un análisis de los crímenes  antes de las elecciones de 1990 “La violencia sigue siendo para muchos estamentos y grupos sociales una solución más que un problema”. Frase que  conserva su vigencia aún hoy en día.

Tampoco es justificable la desaparición y  asesinato de seres humanos, sean participantes en el paro o autoridades, todo vida  humana es sagrada. ¿Cómo olvidar la muerte  de Lucas Villa, asesinado de 8 balazos?  No es fácil soslayar las denuncias de gobernador del Cauca, cuando el ministro de Defensa  ofreció recompensas por autores de actos vandálicos, nombrándolos por sus alias, cuando en realidad  son líderes sociales.  Estoy mamado de que digan que los paros y protestas son organizados por la guerrilla, es claro que aprovechando el fragor  del paro, elementos de extrema izquierda y derecha se infiltran y  cometen asesinatos y actos delincuenciales para exacerbar los ánimos, pero ésta es una consecuencia del conflicto, no su causa.

En éste conflicto han brillado por su ausencia  los congresistas, solo algunos han expresado su acuerdo con el paro,  entre estos  Petro, a quien acusan  de estar en campaña, olvidando  que ejerce su derecho, como  legítimo  jefe de la oposición.  La apatía de estos políticos tradicionales con las angustias del pueblo, es causa del desprecio hacia ellos, otra gran conquista  (aprovechando el calor de ésta lucha) debe ser la reforma del congreso, su recorte en número y privilegios, porque  demostraron que son incapaces de auto-reformarse.  

Hay voces autorizadas, entre ellas las de grandes  empresarios como  Bruce Macmasters y poderosos  gremios  como la SAC,  que dicen que es hora de un nuevo pacto social, de igual manera Armado Montenegro , en su artículo “Un nuevo  contrato social”, “El Espectador”  14 de Marzo del 2021, dice : “Las responsabilidades sociales del estado no pueden seguir siendo las mismas después del desastre de la pandemia”, y  recuerda que luego de la gran depresión se creó el sistema de seguridad social en USA, también trae a cuento que  Rudy Hommes, en  sus memorias, plantea que Colombia debe “ adoptar  un pacto social más igualitario y consciente de la responsabilidad del estado con la ciudadanía que hoy se defiende como puede”. 

¿Y el gobierno qué? Después de una semana se reuniones, solo hay un pre-acuerdo de garantías para la  protesta social, luego  de aprobado, empezaría  la discusión del pliego, presentado por las centrales obreras hace un año. Queda en evidencia la soberbia y desconexión de los gobernantes con las necesidades de sus ciudadanos. Como dice un meme de Tola y Maruja en repuesta a un trino de la vice Marta Lucia  “Miserable gente de izquierda que quiere todo regalado, debería aprenderle a la derecha que todo lo quiere robado”.  Toda crisis genera una oportunidad, cambiemos nuestra  realidad, para crear  el nuevo país que todos soñamos. Si Chile pudo ¿Por qué nosotros no?

7 COMENTARIOS

  1. Danilo una radiografia muy concreta de la situación que estamos viviendo a causa de una clase política corrupta e indolente ante el clamor de su pueblo.

  2. Respetado Columnista : una exposición párrafo a párrafo ,con una argumentación sólida y clara de lo que es el estado actual de nuestro país: social, económico, político.
    Pienso que los gobernantes del país de los partidos tradicionales, de los corruptos, de las » familias de bien «, de las dinastías de apellidos: Lleras, Uribe, Pastrana, Turbay, Santos, Valencia, Lara, Galán, Gaviria, entre otras, consideran que esta » finca», que este sistema de gobernar, debe eternizar su forma de hacer política, eternizar su accionar corrupto, eternizar la desigualdad, la concentración de riqueza, eternizar la pobreza.
    Ante todo el sistema de gobierno desde hace 200 años profundiza la violencia, el ocultar la realidad del despertar de un pueblo, aguantador por naturaleza, y ante todo bloquear toda acción transformadora o revolucionaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos