Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

Actualidad“Un nuevo marco laboral”

“Un nuevo marco laboral”

El mundo del trabajo ha experimentado una gran transformación con la evolución de un nuevo orden económico y productivo a nivel internacional. Uno de los factores determinantes de este cambio lo ha ofrecido la tecnología de la información, llevando hacia una nueva estructura global del empleo y a una nueva forma de organización de la sociedad donde la producción, el procesamiento y el intercambio de la información en el mercado se hace más sobresaliente que la misma producción y el intercambio de bienes. La educación adquiere un valor determinante como factor de desarrollo, llevando al conocimiento humano a ser la materia prima que permite el crecimiento de las diferentes economías en cada sistema productivo.

El nuevo marco económico plantea hoy al mundo económico grandes desafíos entre ellos la flexibilidad en la producción como consecuencia de la globalización llevando a un capital global y un trabajo local, una mano de obra barata que no permite una regulación dentro de los mercados laborales; el abandono de la gran industria llevando a nuevas formas de organización del trabajo, de contratación que atomizan la fuerza de trabajo, pero sin la posibilidad de que quienes ofrecen su mano de obra puedan defender sus propios derechos laborales.

El mundo del trabajo hoy es totalmente distinto al de otras épocas. Hoy por ejemplo ya no se hace carrera laboral, esto afecta tanto la calidad del empleo como al empleado, quien no tiene ninguna seguridad para proyectar su futuro; por la misma flexibilidad del mercado las personas cada vez menos, precisan cuál es su perfil laboral, lo que lleva a afectarles su identidad personal; cada vez se tienen menos en cuenta los perfiles académicos; algunos bien remunerados y otros sin una justa retribución, por una demasiada demanda laboral.

Para muchos un mundo global implica un mundo de oportunidades, pero con el tema de la flexibilidad en la producción no solo aumentaron los bajos salarios, sino los trabajadores temporales y sin contratos, llevando a nuevas formas de marginación, trabajo infantil, abaratando así la mano de obra, un creciente empleo de la mujer que abarata los costos de producción.

Hoy el fenómeno de la flexibilidad en el mercado laboral, está llevando a las personas a trabajar en lo que resulte, con una finalidad no una mejor calidad de vida, sino para la supervivencia, es aquí donde se pierde el verdadero valor y sentido del trabajo, una cultura solidaria y menos individualista del desarrollo económico.

Padre Pacho

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos