Vía Pereira – Punto 30 y Vía Pereira- Cerritos

0
30

Por JORGE EDUARDO MURILLO MEJIA

Las vías que van de Pereira a Punto 30 y a Cerritos con toda seguridad hacen parte de grandes proyectos viales de Autopistas del Café y de la Concesión Pereira – La Victoria, por lo tanto, ambas instituciones tienen pensado cómo serán sus diseños definitivos y el cronograma de ejecución de las obras. Pero lo que nos debe preocupar a los ciudadanos y las administraciones gubernamentales, es lo que estamos haciendo hoy en día que pudiera entorpecer el inicio de obras y sobrecostos futuros. En lo que respecta a la vía a Punto 30, desde su inicio en la Terminal de Transportes se presentan una serie de situaciones bastante preocupantes que, por la falta de orden, autoridad y definición de políticas, hacen que esa vía sea una anarquía en su desarrollo y una de las más peligrosas de Colombia. Toda clase de negocios y viviendas prosperan sin control, varios colegios tienen sus aulas sobre la vía, varios moteles tienen sus habitaciones sobre la vía, varias droguerías y centros comerciales atienden sobre la vía, innumerables residencias están sobre la vía, muchísimos restaurantes sirven sobre la vía, invasiones de todo tipo están sobre la vía, diagnosticentros, cementerios, viveros, iglesias, almacenes de muebles y muchos tipos de negocios, formales e informales, están sobre la vía; esta situación viene de tiempo atrás, pero lo peor es que día a día crece la problemática. Dos grandes problemas surgen, el primero la gran accidentalidad que esto produce y muchísimas muertes que se pueden ocasionar. Por último, si no se pone control, cómo la concesionaria procederá, y a qué costos, cuando por esos predios pase la tan anhelada autopista. Lo mismo sucede con la vía a Cerritos, el trazado es el mismo hace más de 30 años y nada que el concesionario quita las curvas, hace deprimidos, construye retornos o hace las verdaderas dobles calzadas, con ese billonario peaje que recauda más de 200 millones de pesos diarios; mientras tanto seguimos dormidos los dirigentes de la ciudad y los privados se apoderan de la vía, construyendo centros comerciales, complejos residenciales, restaurantes y todo tipo de negocios. En la medida que el alcalde anuncia solución vial de un tercer carril, los vivos se apoderan de los entornos y a los contribuyentes nos costará mucho más la construcción de la verdadera vía en un futuro. Así no vamos a llegar a ningún Pereira, por favor las autoridades realicen un exhaustivo control en este sentido y propiciemos las vías que necesitamos.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí