¿Vida o muerte?

1
297

Por: Sebastián Allan

Con la ponencia de la despenalización del aborto por parte del magistrado Alejandro Linares, de la Corte Constitucional, se demuestra que esta institución está dispuesta a desafiar los principios morales y éticos sobre los cuales se ha construido la nación colombiana.

Entonces, los 9 señores que la integran quieren además generar doctrinas bajo unos argumentos netamente arbitrarios, desconociendo a la ciencia, a la medicina, a la ginecología, a la pediatría e incluso y no menos importante, las creencias religiosas que se encuentran en la Biblia.

Este escenario nos pone en un dilema: vida o muerte. Los que defienden el aborto, son personas que nacieron, ¿incoherentes? Ellos manifiestan que no lo son, que las sociedades han avanzando y que eso ayudará a reducir los índices de pobreza, mendicidad y actualmente hablan de temas relacionados con el calentamiento global y otros factores que afecten el medio ambiente.

Ahora bien, la bancada Provida que tiene el Congreso de la República propuso un referendo para que los colombianos salgan a las urnas y se manifiesten a favor o en contra del aborto. Con esta iniciativa se pretende definir la ruta que debe seguir el Estado frente al tema, que a la fecha contempla en la Constitución la práctica del aborto por tres causas: a) violación, b) malformación del feto y/o c) riesgo para la vida de la madre.

Así mismo, la organización ‘Unidos por la Vida’ radicó un derecho de petición en contra del aborto ante la Corte Constitucional, en el que expone 22 peticiones, que busca garantizar la protección de los derechos de los niños antes del nacimiento.

Finalmente, los que estamos a favor de la vida y no la muerte realizaremos este sábado 22 de febrero una movilización social por el fin del aborto y otras prácticas corruptas que vienen liderando políticos de la nueva izquierda.

Por eso, se demostrará una vez más (así como en el Plebiscito del año 2016) que los cristianos siguen de moda y que gracias a la corrupción o a los diseños equivocados que se vienen levantando, volveremos a jugar un papel definitivo para hacer posible lo que muchos creen imposible y es derrocar a unos magistrados que legislan en contra de las buenas prácticas y los principios morales que sustentan a Colombia.

1 COMENTARIO

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí