Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadViene el cisma

Viene el cisma

PENSANDO EN VOZ ALTA.  

El cisma está a la vuelta de la esquina, aunque todos lo nieguen. Cuando yo era niño se rezaba una oración que terminaba pidiendo a Dios nos uniera bajo un solo rebaño con un mismo pastor. Era el llamado a la unidad de los cristianos. Eso sí, sólo cristianos, porque las demás religiones estaban por fuera de cualquier consideración. Después empecé a cuestionar por qué tanto interés de la iglesia católica en unificar la religión y concluí: es más fácil manipular a los fieles bajo una única autoridad. Ahora veo, a pesar de no pertenecer a ninguna organización eclesial, que es mejor la diversidad porque hay más riqueza espiritual. En Inglaterra, por ejemplo, las confesiones religiosas derivadas de la iglesia católica como los anglicanos y los episcopalianos admiten al orden sacerdotal mujeres y hombres casados. En la iglesia católica oriental, quien desee casarse lo puede hacer. Sólo célibes los aspirantes al obispado. Hoy le nació otra pata al cojo porque la iglesia alemana está lista a dar la bendición a parejas divorciadas y vueltas a casar como a las uniones del mismo sexo, lo que no tiene reversa, de acuerdo con las declaraciones del poderoso presidente de la Conferencia. Igualmente, propenden por la ordenación de mujeres. Qué va a pasar, entonces. Una de dos: o les admiten a los obispos alemanes legislar para su propia iglesia o los condenan y, ellos se van por otro camino. En lo que mí respecta, me parece que habrá más abundancia de gracia para usar el lenguaje religioso, si se aceptan las indicaciones de los teutones. Al fin, fueron los redescubridores de las enseñanzas de Cristo con ese iluminado, Martín Lutero, censor de la venta de la salvación ofrecida por Roma. Que Cristo no admitió mujeres en el grupo de los doce. Era comprensible en una sociedad machista, patriarcal y excluyente para quien la mujer era “una cosa parlante”. Ya el maestro había desatado mucha aversión confrontando a los escribas, fariseos y al poderoso clero. Creyó inoportuno despertar una antipatía más. Pero de seguro, hubo mujeres en la última cena. Posiblemente en la cocina y en los oficios propios de ellas, para el momento. También en El Calvario. Y, fueron ellas las que primero llegaron al sepulcro. El querido papa Francisco, azorado por el ala ultraconservadora, se verá entre la espada y la pared. Espero que triunfe la distensión para una salida pacífica a este espinoso tema que conservadores y progresistas consideran línea roja. Pero, lo más seguro es que el cisma aparezca porque el inmovilismo es absurdo en esta época.

*El papa dijo en Marsella que migrar no puede ser una obligación sino una opción. Europa saqueó África, Asia y américa. Ahora les niega a sus habitantes el derecho de ir a hacer familia a la tierra de quienes los dejaron sin recursos. Pero, “Dios nos ama mucho”. Cómo será que nos ama ese Dios, me pregunto.

*Cuándo limpiarán la ciudad de tanta contaminación visual que dejó la politiquería.

Jaime Bedoya Medina 

Artículo anterior
Artículo siguiente

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos