Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadVoto rebelde y de castigo

Voto rebelde y de castigo

Toda causa tiene su efecto. El resultado de esta primera vuelta electoral tras la presidencia de la República evidencia el descontento por la forma como, por décadas, se ha conducido al país.

En tal sentido, los partidos tradicionales que desde la formación de la República han gobernado la nación colombiana, tocaron fondo. El resultado electoral de ayer domingo es la manifestación rebelde de una ciudadanía fastidiada por el mal gobierno.

Uno de los aspectos que marcan y reflejan el debilitamiento de las instituciones democráticas en Colombia, es la ausencia de los partidos Liberal y Conservador en este proceso electoral.

Las democracias sólidas tienen partidos con músculo electoral y con candidatos fuertes y competitivos. Los dos partidos tradicionales prefieren curules y puestos públicos.

Ambos partidos se burocratizaron, entraron en la decadencia propia del abuso del poder y por esta vía en el derroche de los recursos del Estado (corrupción) mediante la contratación pública, al tiempo que generaron violencia, incertidumbre, hambre, inseguridad y bajo falsas premisas sociales facilitaron el asistencialismo construyendo más conflictos y diferencias durante décadas, desencadenando una odiosa brecha social que hoy se expresa en las urnas pidiendo un cambio de verdad.

El mapa electoral de esta primera vuelta confirma la tendencia del descontento de los años recientes y por primera vez en la historia el anti establecimiento pide cambio, y gana, sin que ello signifique que corone la segunda, sin desconocer que tiene la primera opción y serán los colombianos quienes digan la última palabra.

Si en realidad los votos por Rodolfo Hernández son votos rebeldes contra el establecimiento y de castigo a la clase política, se plantea el dilema de repetición si como está dicho, Fico -representante de los clanes políticos- adhiere a Rodolfo. El 19 de junio se sabrá.  

El próximo presidente tendrá la responsabilidad de buscar la unidad nacional como premisa para tener gobernabilidad, y por esa vía la recuperación de la economía, atacar la carestía de los alimentos y demás factores que inquietan a las grandes mayorías que no encuentran en el establecimiento las respuestas a los problemas de la sociedad.

En Risaralda no es posible ocultar la sorpresa del resultado electoral donde el Petrismo ganó con el 35,42 % mientras Rodolfo Hernández logró el 31,73%; Fico obtiene el 24,30% y Fajardo apenas el 4.88%.

Están tan desdibujados los partidos tradicionales, que un candidato del más rancio conservatismo como Enrique, sobrino de Álvaro Gómez Hurtado, otrora fuerza vital de la política risaraldense, apenas logró 1.017 votos que en Pereira no le alcanzarían para una curul en el Concejo Municipal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos