Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadYa derrotamos el odio; ahora, a construir la paz

Ya derrotamos el odio; ahora, a construir la paz

En completa paz, Colombia celebró el triunfo del economista Gustavo Petro Urrego de 62 años, como nuevo presidente de la República y de la abogada y desplazada Francia Márquez, como vicepresidenta.

Los simpatizantes salieron a las plazas a reclamar como propia una victoria que les había sido esquiva por décadas y que estuvieron a punto de conquistar hace cuatro años cuando Iván Duque se hizo con el mandato, sumando los votos de la derecha y el centro.

Un mandato que, ciertamente, llevó a su partido, el “Centro Democrático”, a una apabullante derrota, que se avizoraba en la primera vuelta y que se consolidó en segunda, cuando las opciones se centraron en Gustavo Petro y el santandereano Rodolfo Hernández.

El voto castigo por un gobierno que no supo conectar con el sufrimiento de las mayorías se vio reflejado en las urnas una y otra vez.  El resultado: por primera vez en su historia un ex guerrillero y líder de izquierda se sienta en el solio de Bolívar.

Petro derrotó a un candidato histriónico que intentó sumar los votos de las derechas y los partidos tradicionales, al lado de millones de descontentos que coreaban sus arengas “contra la corrupción y la ladronera”, pero cuya principal debilidad estriba en estar él mismo imputado por delitos relacionados con corrupción durante su alcaldía en Bucaramanga.

No fue esta su única debilidad, pese a contar con la magia de Ángel Becassino, (el genio del marketing político y candidato in péctore), sus frecuentes descaches lo convirtieron en el hazmerreír de la contienda.  Convencido de ir adelante en las encuestas guardó silencio y rehuyó los debates, silencio que fue fue aprovechado por su contrincante para exponer sus programas y coparlo en pueblos y veredas.   A la postre, muchos de quienes antes se habían subido a la “rodolfoneta” se bajaron avergonzados. 

El resultado fue apretado, 11.266.138 votos para Petro contra 10.546.163 para Hernández, contabilizado el 99.6% de los votos; escasos 619.975 votos de ventaja, un margen enorme para un candidato que debió remar contra la corriente.

Ganó Petro contra todos los pronósticos, inclusive de las firmas encuestadoras que presagiaban un empate técnico, aunque con ligera diferencia en favor de Rodolfo Hernández, y de los medios masivos que le seguían apostando al candidato santandereano.

Superó treinta años de persecuciones, toda su carrera política, sanciones disciplinarias y fiscales, escándalos mediáticos, infiltraciones o traiciones, aún no se sabe claramente, y muchas acciones propias de las nuevas formas de contienda política.

Pero lo más importante, Petro derrotó al miedo.  El arma usada por sus oponentes para colonizar el cerebro de los incautos.

Miedo, que amenazaba con que su eventual triunfo sería la destrucción económica de la patria; miedo, para pregonar el derrumbe de las instituciones, miedo, para situarlo al lado de la violencia y la ineptitud, miedo para compararlo con fallidos gobiernos de países vecinos a quienes él mismo había criticado, miedo a que se perpetuara en el poder como si no tuviera quién lo relevara; en fin, miedo a todo lo que signifique Cambio por un nuevo país.

Hoy soplan nuevos vientos para Colombia, como se presagiaba desde cuando despuntó el alba y los colombianos se vistieron de valor para acudir a las urnas más temprano que nunca, consolidando la victoria de una Colombia olvidada, la de los “nadies” como los llama la hoy vicepresidenta Francia Márquez, frente a los poderosos que han detentado los hilos por centurias.

Recuerdo que, al inicio de la jornada electoral de este histórico 19 de junio, el presidente Duque invitó al pueblo colombiano a defender la democracia, pues bien:  el pueblo salió y votó Petro Presente.

2 COMENTARIOS

  1. Respetado Director:
    * Hoy soplan nuevos vientos para Colombia como se presagiaba desde cuándo despuntó el alba y los colombianos se vistieron de valor para acudir a las urnas………».
    Sensible forma de mostrar cómo salimos los asalariados y asalariadas de todas las profesiones, los trabajadores informarles, las personas adultas sin pensión, y demás personas que se identificaron con la propuesta rigurosa, con conocimiento de país, con debates pedagógicos en los que adeptos y no adeptos, al Presidente Petro, aprendíamos desde todas las áreas del saber, desde lo humano , y social

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos