Zonas libres para segunda vivienda

0
144
Foto cortesía Informe Inmobiliario

Por FABIO OLMEDO PALACIO VALENCIA

El clúster que se pone en movimiento para la construcción de vivienda nueva es impresionante, en cuanto a mano de obra, acabados, acarreos, hoteles, servicios, comercio en general, pago de impuestos, notariales y licencias, es decir, es uno de los renglones que más impulsa el empleo en la economía de un país. La construcción de vivienda de estratos altos, por las exigencias de la misma, es la de que más valor agregado tiene. A diciembre del 2019, las ventas de vivienda superaron los 26 billones de pesos, correspondientes a la entrega de 119.000 unidades, distribuidas así: el 34% en vivienda vis- con precios inferiores a 112 millones, el 33%, el segmento medio con precios  entre 112 y 360 millones de pesos y el otro  33%, estratos altos, con precios superiores a 360 millones de pesos. No obstante el covid- 19 y a pesar de la parálisis de la economía por el confinamiento, ya se puede notar una recuperación del 16% en el sector de la construcción.

El senador Carlos Meisel del Centro Democrático, acaba de presentar un proyecto, denominado “Zonas Libres Para Segunda Vivienda”. Este proyecto tiene enormes posibilidades para jalonar la recuperación económica, generar empleo y fortalecer la oferta turística nacional. El plan contempla la segunda vivienda como aquélla adquirida con el objeto de residir temporal o permanentemente con fines de descanso. Este tipo de vivienda ha sido promovida en los últimos años, por los llamados Baby Boomers, personas que nacieron en Estados Unidos y Europa, a mediados de la década de los 40 y 70. Esta población está compuesta  generalmente por jubilados o personas cercanas a esa edad, que representan cerca del 27% del total de la población de los Estados Unidos, unos 77 millones y su ingreso anual promedio per cápita es de  $58.000.oo dólares. Por otro lado, están los nacionales residentes en el extranjero, que  se convierten en un gran potencial para el mercado de segunda vivienda, teniendo en cuenta que el envío de remesas a Colombia  aumentó cerca del  22%, superando una cifra de más de $5.500 millones de dólares.

En países como España, Costa Rica, Panamá, República Dominicana, entre otros, esta figura ha contribuido  sustancialmente al desarrollo de sus economías. Colombia, además de su envidiable ubicación geoestratégica, tiene una serie de ventajas comparativas que le permitirán competir en este mercado con mucho éxito, su cercanía a países como Estados Unidos, México y Canadá, conectividad aérea, servicios públicos y de salud, muy buena cobertura en telecomunicaciones, extraordinaria oferta turística, gran posibilidad de desplazamiento terrestre, el clima, que nos muestra ante los turistas extranjeros como una eterna primavera, pero especialmente la calidez de nuestra gente reconocida internacionalmente como unos excelentes anfitriones,  le auguran un futuro muy promisorio. El incremento en la inversión extranjera, la generación de empleo, el desarrollo y mejoramiento de la infraestructura en las zonas donde se ubiquen, son entre otros, algunos de los beneficios que traería para el país esta ley. Los constructores e inversionistas extranjeros, que pueden ser jubilados o rentistas de capital, estarían exentos de impuestos sobre la renta y complementarios por 10 años, lo mismo que  las ventas y arrendamientos dentro de la zona libre. El jubilado o rentista  estará exento de la presentación de la declaración de renta, no será sujeto de impuestos al patrimonio y tendrá una Visa Temporal Especial. Su menaje destinado a la primera dotación como por ejemplo, un vehículo, una embarcación de uso personal no se considerarían una importación, en fin, aquí hay una gran oportunidad para el país y también para estas personas que viven en el exterior, lo mismo que para los constructores o inversionistas desarrolladores de los proyectos al interior de las zonas libres de segunda vivienda.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí