Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadCarder, el pez capitán y el lagarto paisa

Carder, el pez capitán y el lagarto paisa

Por: Luis García Quiroga

Alguna vez, cuando era placentero hablar con el ex alcalde Juan Guillermo Ángel (ahora todo se reduce al controvertido Cable Aéreo) le escuché la historia del Capitán, el olvidado y creo que desaparecido pez nativo del río Otún.

Traigo el ignoto pez Capitán al plato, porque en Medellín, acaban de redescubrir el Lagarto de Escamas Grandes, una especie patrimonio ambiental que se creía extinta, igual que nuestro capitán (como especie me refiero al pez, no al exalcalde).

La estupenda noticia dice que “Gracias al trabajo de conservación del ecosistema que lideramos en el sur del Valle de Aburrá, hemos logrado propiciar condiciones aptas para la biodiversidad”.

Quisiera echarme una mentira y creérmela diciendo que el Capitán, las desaparecidas truchas, los 50 mil guayacanes prometidos en agosto de 2013 como regalo de los 150 años de Pereira; y después, en febrero de 2017 otros 5 mil guayacanes prometidos como regalo por los 50 años de Risaralda; que Carder está impidiendo a toda costa la sobrepoblación y el loteo en La Florida, que al menos eso lo estén cumplido en la Carder.

A ver si algún día tendremos una Carder que nos ofrezca confianza en la recuperación del aire que respiramos libre de los buses y camiones chimeneas, si intervienen la cría decimonónica de cerdos en el área urbana y otras marranadas oficiales como las licencias de construcción en los lechos ecológicos de ríos y quebradas.

Pero al igual que el Lagarto de Escamas Grandes, Carder vive bajo tierra y no ven nada. Hasta en materia ambiental hemos perdido competitividad.

Al paso que vamos, primero tendremos que pedirle al cielo que ojalá se rescaten ellos mismos del Frankenstein que han creado. Que nuestro Capitán espere, como nosotros.

Artículo anteriorRespiración boca a boca
Artículo siguienteLo que se hereda…no se hurta

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos