Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadRuizaralda 57 años.

Ruizaralda 57 años.

            No recuerdo muy bien el momento en que se creó el departamento de Risaralda. En 1966 estaba muy chiquitín y mis prioridades estaban centradas en resolver problemas como encontrar la manera de que el aguapanela con leche que me daban en el tetero no se me regara sobre la camisa y escuchar en el radio a eso de las cinco de la tarde y por la cadena Todelar, a Kalimán el hombre increíble. Luego empataban con Arandú, el príncipe de la selva. Aunque estaba muy pequeño, casi que estoy oyendo la voz de aquel locutor que se volvió leyenda con esas frases identificadoras y los sonidos del xilófono tubular que daba tres notas que identificaban a la cadena radial.

            Mi padre entonces entró muy agitado a la casa y nos movió el sintonizador del dial de la radio marca “Phillips” donde oíamos las aventuras en las tardes. Nos dijo que iban a dar una noticia muy importante. Recuerdo que la voz del locutor de noticias entraba con una identificación que decía: “Extra… Extra… Noticia de último minuto”. Lo que sigue me lo contaron después mis padres porque en realidad solo alcanzo a recordar la voz que decía “Extra”.

  • Atención… atención… Con 165 votos a favor y 14 en contra se acaba de dar la aprobación en la cámara de representantes para que sea creado el departamento número 21 del territorio colombiano. Risaralda tiene vida política, administrativa y social a partir de hoy con trece municipios constituyéndose, así como el departamento número 21 de Colombia. Felicitaciones a los risaraldenses que desde hoy hacen parte de este departamento”

De lo que sí me acuerdo es que en la casa estaban muy contentos por la noticia y les dije que por qué estaban hablando de Ruizaralda. Mi padre se puso rojo de la risa. Yo lo único que quería es que terminara la bullaranga y poder seguir oyendo la radio novela. Aún faltaban dos años para que la televisión irrumpiera en nuestras vidas tranquilas y sencillas. En la casa seguían oyendo la radio y al medio día las noticias de una Colombia que ya mostraba las primeras erupciones de esa violencia que aún nos abruma. Por aquellos años de la reciente declaración departamental los mayores decían que a los niños pereiranos no los recibían en los colegios de Manizales, que al obispo de la arquidiócesis no lo conocían y que habían construido un teatro muy bonito en Manizales con la platica que debía ir a Pereira y Armenia. Y que los pereiranos estaban bravos con los de Manizales. Oí a mi padre decir que no teníamos ferrocarril porque los pereiranos habían levantado las vías como protesta contra los caldenses. Yo nunca me subí a un tren ni por ese entonces ni ahora. También oía decir que Dosquebradas pertenecía al municipio de Santa Rosa de Cabal. En mi casa eran muy amigos de doña Ester Rojas, una líder comunitaria de esos años que hacía reuniones en su casa adonde me llevaban. Allá decían que el corregimiento de Dosquebradas era suficientemente grande para ser municipio y entonces se ponían a gritar vivas al partido tal o cual y abajo a fulano de tal. Los niños que nos encontrábamos en estas citas de mayores apenas poníamos cuidado a las cosas que decían. Pero recuerdo perfectamente a esos vecinos que de alguna manera hicieron que Dosquebradas fuera el municipio número 14 de la mariposa verde de Colombia. Ocurrió en el año 1972 en el que hice mi primera comunión y en la fiesta muchos amigos de la familia hablaban de cosas de la política y que Dosquebradas ese año pasaba de ser un corregimiento de Santa Rosa de Cabal a ser municipio por fin del departamento de “Ruizaralda”. Yo andaba feliz como mi nueva cámara instamátic 126 de Kodak y con mi reloj Lanco de cuerda, regalos inolvidables de ese momento.

Ese año, el de mi primera comunión, Dosquebradas dejó de ser un corregimiento para convertirse en todo un municipio.

A mí me llevaban cada cierto tiempo a Santa Rosa de Cabal a ver a unos familiares lejanos de los que escasamente alcanzo a recordar a una “prima” que estaba estudiando en una escuela de allá y que dibujaba bellísimo en sus cuadernos. Siempre he pensado que la ignorancia es atrevida. Una vieja metida que estaba de visita en la casa de esa familia vio los cuadernos de la primita y dijo sin que nadie le hubiese preguntado:

—Eso de pasarse dibujando garabatos en los cuadernos es muy malo, porque los niños no estudian nada.

Mi primita se puso a llorar y yo le dije que estuviera tranquila. Que sus dibujos eran muy hermosos y que si quería ser dibujante que lo fuera. Que no se dejara quitar las ilusiones de nadie y menos de una vieja tan fea como esa. Mi prima que ahora vive en algún lugar del mundo, pero no en Colombia, perdió el año. Y la mamá la sacó de la escuelita de Santa Rosa de Cabal. No sé si volvió a pintar casitas y mariposas con tanto esmero como los dibujos que vi hace muchos años atrás.

Esos son los lejanos recuerdos que tengo de la creación del departamento al que inocentemente le decía “Ruizaralda”. Recuerdos que están ligados también a la creación de Dosquebradas como municipio y recuerdos que me llevan a pensar que me tocó vivir en el departamento de Caldas, después en Risaralda y también en un corregimiento que después se volvió municipio. Y todos estos lugares que a fin de cuentas siempre fueron y seguirán siendo nuestra tierra natal, son para mí los más bellos del mundo, donde se toma el mejor café del planeta. Este paraíso llamado Risaralda, la mariposa verde de Colombia.

José Fernando Ruiz Piedrahíta

Comunicado social y periodista cultural

2 COMENTARIOS

  1. muy interesante. cuando se dice, dibujos que vi HACE muchos a=os ATRAS. la palabra HACE es pasado, el ATRAS sobra.
    es como decir salga para afuera.

  2. Bien planteado el tema del «Ruizaralda», porque pareciera que este departamento de Risaralda fuera reinado por el nevado del Ruiz, que cuando esta despejado en su plenitud, deja sentir su palpitante frío e imponente presencia que nos recuerda que somos parte indivisible de una cordillera Central de los Andes;
    Somos risaraldenses ciertamente pero en forma paradójica somos caldenses. Haciendo gala de su pluma de recordación nuestro amigo José Fernando con un artículo altamente llamativo sobre este departamento que al momento fue el número 21, y que hoy es parte de los 32 en que esta dividido el territorio nacional.
    Gracias por esas líneas que me ha parecido de gran acogida, aunque yo recordaba en mi columna R I S A R A L DA, tomaba ese coro primigenio conque la campaña de creación de esta RUIZARALDA. 😃🙂💯💪

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN