Fundado el 9 de febrero de 2020
LUIS FERNANDO CARDONA
Director Fundador

ActualidadKISSINGER

KISSINGER

La comunidad académica de los politólogos toma nota del fallecimiento a los  100 años de vida de Henry Kissinger: un político con ribetes intelectuales que durante el gobierno del reaccionario e inescrupuloso Richard Nixon desarrolló la más imaginativa y audaz política exterior que tuvieron los EE.UU. en la segunda mitad del siglo pasado. Inspirado en la doctrina del «equilibrio de poderes», que diseñó el canciller austríaco Metternich y sirvió de sustento a la política internacional europea desde la caída de Napoleón hasta la primera guerra mundial, Kissinger logró que un gobierno ultraconservador reconociera el «imperio del mal» de los comunistas chinos, además de negociar la paz con Vietnam y empezar a tratar con la Unión Soviética sobre limitación de armas atómicas estratégicas. 

Kissinger entendió  que le   clasificaran como  «pragmático», pero solía recalcar que su «real politik» no significaba la  ausencia carezca de sólidos ideales. Afirmaba que los grandes cancilleres europeos realizaron acciones aparentemente contradictorias con las doctrinas políticas o morales que profesaban pero al final lograron excelentes resultados para sus respectivos países, y especialmente para la causa de la paz. Un ejemplo de ello sería el cardenal Richelieu, quien, durante la llamada guerra de «los 30 años» pactó con los protestantes alemanes, y así obtuvo la paz para una Europa que estuvo inmersa por más de 100 años en guerras religiosas. 

Kissinger afirmaba que los intereses de un país pueden estar por encima de la lealtad a una ideología, a un régimen o a un individuo, por importantes que estos parezcan. Y en cierta conferencia citó al canciller francés Talleyrand, quien, al ser acusado de indoctrinario e inmoral, respondió: «Es verdad que siendo obispo católico voté la muerte de un rey católico… que serví a diversos regímenes como el de los Jacobinos, el de Bonaparte, a la restauración borbónica y a Luis Felipe de Orleans. Pero mis detractores olvidan que ¡Jamás dejé de servir a Francia!». 

Lo anterior adquiere vigencia con respecto a las negociaciones con el ELN. Aunque es claro que con el tiempo podríamos derrotar a la guerrilla, muchos colombianos pensamos que los intereses de Colombia estarían mejor servidos si logramos un acuerdo: algo remotamente parecida a las acciones de Richelieu en busca de la paz europea; y muchísimo menos complicado que las maniobras realizadas por Kissinger para terminar la guerra con Vietnam. 

 AGM-12-12-2023

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más articulos

 HAZ TU DONACIÓN