literatura cabalista

0
67

POR JESÚS ALBEIRO ZULUAGA LÓPEZ

En Santa Rosa de Cabal, para los últimos años se ha venido fortaleciendo públicamente, entre unos y otros, entre diarios y libros, entre cafés y plazas, lo que nunca dejó de ser y siempre ha existido: la música, el verso y la palabra, acompañado de la tradición oral.

En mi santo pueblo de araucarias aún se conserva el sublime aire colonial del pasado siglo XX, y esto se ve en su gente, en sus calles, en el tinto (sin igual mediador de encuentros, testigo de grandes planeaciones); y claro, por esto escribo: en sus poetas. En la poesía, que guarda parte importante de la historia de mi lugar, desde la cultura que la hubiera hecho “la ciudad modelo del gran Viejo Caldas” (palabras de un buen amigo mío), hasta la actualidad, que nos entrega arte en cada esquina.

Hoy, como en otros tiempos, la Stanza1 no es vana, como no lo es la Vana Stanza de Amílcar Osorio de 1984, referente fundamental de la poesía en mi casa. ¿Contradictorio o irónico? No, cabalista y amilcariano.

Contrario a un nada, brilla hoy la poesía con una fuerte sensibilidad al mundo, sentido de lo cotidiano y lo místico, y arraigo al origen, como un medio, un vehículo para conducir la vida. Pero sin olvidar ese legado nadaísta de la gran vanguardia colombiana que tuvo como cofundador un santarrosano que, tal vez, en reflexiones cabalistas, fue el más irreverente de los irreverentes antioqueños, un destacado en todo el sentido de la palabra.

En Santa Rosa de Cabal hoy vive la poesía en múltiples espacios, y la hallamos periódicamente en escenarios tan icónicos y tradicionales como Parque Arte, el Recital de Poesía Erótica del Caballero del Aurora, pero nuestro, que acumula más de 10 versiones y erige un ritual definido de profundo compartir literario entre los integrantes que en cada oportunidad nos volvemos a nuestro Genus Mater, y ni decir de la invaluable adopción a todos los poetas del municipio, aprendices y experimentados, por parte del periódico local, cuyo director ¡también es poeta! Aquí, en relaciones entre el verso, la prosa, la estrofa, el soneto, el modernismo, el liberalismo, el clasicismo…: Existe un alma variada, única y sublime, trascendente, que necia al tiempo se ancla a nuestra larga vida, se resiste a desaparecer al paso de una modernidad pueril, repartidora de frívolas holganzas que acarrean un aciago destino.

Los cabalistas se han reunido. Hoy se suma la juventud, como se sumó 20 años atrás.

Eternamente gracias
1 Stanza: Denominación italiana a una estrofa compuesta por más de 6 versos, estos con características especiales. Muchas gracias al poeta Alejandro Velásquez por este dato.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí