Para que sepa, hay otra “cepa” de la “cepa”

2
120
Caricatura de Mheo, tomada de El País.com.co

Por: CARLOS ALBERTO. CARDONA MONTOYA

CONTRACRÍTICA: Con humor, amor y… ardor

El hipnótico comportamiento de la pandemia COVID 19, ha dejado en el vocabulario colectivo algunas palabras, que a fuerza de repetirse en los medios de manipulación, para meterle miedo a la gente, se han quedado para la repetición constante; como le decía Goebels al oído del Fürer, “Una parte de verdad en una mentira repetida constantemente, termina pareciendo una verdad plena”.

De la pandemia nos han quedado palabras que antes no eran comunes como: confinamiento, cuarentena, aglomeración, aislamiento, distanciamiento, vacunación, tapabocas, pico y cédula, contagio, propagación, UCI, morgue, se murió, primer pico, segundo pico, tercer pico y habrá más picos, y muchas palabras más que, nos hacen creer que todo lo que nos dicen por los noticieros es cierto….. aunque no es verdad.

La  palabra de moda es “CEPA””, que por definición, según Wikipedia, “es en microbiología, una población de microorganismos de una sola especie descendientes de una única célula o que provienen de una determinada muestra en particular, la que usualmente es propagada clonalmente, debido al interés en la conservación de sus cualidades definitorias. De una manera más básica puede definirse como un conjunto de especímenes bacterianos que comparten, al menos, una característica o variante genética

Entonces, con respecto a nuestra pandemia, se refiere al mismo bicho “Sars 2” Covid 19 que ha tenido cambios de adaptación en algunas regiones del mundo, con lo que  nos han “vendido” las “CEPA”S” de Londres, de África, de Brasil, también tenemos ““CEPAS” de Pereira, de Titiribí y otras, que según los medios de confusión, son más peligrosas que las primeras, así es que, debemos estar distantes,  sin reuniones, sin abrazos, todo virtual.

Parte de lo cierto es que, el bicho de moda tiene características que desencadenan afectaciones que, en algunos casos resultan mortales, por eso nos restriegan en todos los medios a todas las horas los más de 60 mil muertos que en Colombia ha dejado la pandemia en más o menos 15 meses como la primera causa de muerte, y la peor tragedia sanitaria de nuestra historia, y eso, compadre, eso no es verdad, veamos.

El Dane reportó en Enero 2021 que en Colombia murieron 296.000 personas durante el acogedor 2020, de los cuales 53000 fueron de Covid y 14.854 los clasifica de sospechosos, es decir murieron de otra cosa, pero por “sospecha” los sumaron como Covid,  de las demás causas de muerte en Colombia 48.000 fueron por afecciones cardiacas y más de 63.000 por enfermedades catastróficas asociadas a cánceres, el resto corresponde a muertes por accidentes de tránsito y  manifestaciones de violencia por inseguridad urbana y rural; ¿Si pilla? Hay otras causas de muerte más tenebrosas que el virus, por que obedecen a consecuencias del abandono del Estado en asuntos sociales y de salud pública, por ejemplo, la mortalidad por desnutrición infantil aumentó en el mismo período en más del  7%  eso es más de cinco mil niños que murieron de “gorobeta”.

Sin desconocer la importancia del momento pandémico, el gobierno de tuerquita dice que se gastó 40 billones en la pandemia, por lo que meterá una reforma tributaria, con ella le meterán la mano al bolsillo y la nevera a la clase trabajadora; significa que un jefe de hogar, con empleo, llevará a sus casas el 19% menos de comida con la misma plata con la que hoy merca para dos “golpes” diarios; imagínese lo que le pasará a los hogares en donde  no hay empleo (casi tres millones de hogares), en donde el ingreso proviene de la informalidad pero, en  esa infamia no se toca a los dueños de los grandes capitales, de la tierra, los bancos, las multinacionales que se llevan nuestros recursos naturales sin  tributar, lo llamamos Injusticia social, fuente de rebeldía.

Es fácil de entender que, para eso es que los medios de confusión nos meten el miedo de las “CEPAS”, para que no salgamos a protestar porque, esas aglomeraciones son “causa de contagio y propagación del virus”.

Siendo el “virus” con sus “CEPAS”, muy peligroso, hay otro factor aún más peligroso, es una peste que acumula muertes, hambre, pobreza y odios, Se llama corrupción política que viene dejando “CEPAS”  por períodos nefastos desde la patria Boba hasta hoy que tenemos La Patria imbécil, porque, con tanta “hediondez”, los ciudadanos salen a votar sin tapabocas y eligen a los mismos; por ejemplo, el neoliberalismo tuvo como “CEPA” la Derechización del régimen, éste a su vez tuvo como “CEPA” al señor del Ubérrimo, éste dejó como “CEPA” a Tuerquita y éste a su vez dejará una “CEPA” de hambre y desolación con su cascada de impuestos.

Es muy posible que, si en las próximas elecciones se eligen sujetos como tuerquita o de los que diga “Uribe”, tendremos otro pico de pobreza con su correspondiente “CEPA” de desigualdad, que seguirá llenando los bolsillos de los banqueros mientras vos y yo pagamos más impuestos; los próximos impuestos serán al aire que respiramos, pondrán sensores en los sanitarios y cobrarán una tasa ambiental al que defeque más de un kilo por vez y multa a quien lo haga dos veces o más en un día. –

Ya lo había anticipado el genial García Márquez en la última parte del Otoño del Patriarca, hace 50 años, casi como viéndonos desde allá en la “CEPA” de la pandemia hoy, un general anciano que no recuerda su edad, Zacarías, no tuvo educación escolar, fue instalado en el poder a la fuerza, servil con los “gringos”, el pueblo lo ve como una leyenda, una divinidad extraordinaria, no obstante sus métodos violentos, arbitrarios, impunes, para hacer que se cumpla su idea de la ley, los impuestos siempre fueron para los pobres,  y cuando hacía la repartición, desde el pueblo se escuchaba: “Ya lo verán, se volverán a repartir todo entre los curas, los gringos y los ricos, y nada para los pobres…. Porque éstos estarán siempre tan jodidos que, el día que la mierda tenga algún valor, los pobres nacerán sin culo”. ¡Esa es la “¡CEPA”, de la “CEPA”!  ¿Se le parece en algo, a lo que ocurre hoy?, tenga pues, pa´ que  lleve

OJO con el 2022

2 COMENTARIOS

  1. Excelente y profundo análisis. Lleno de fino humor, nos va llevando a un conclusión irrefutable: No podemos caer en la trampa, en el año 2022. Felicitaciones.

    Jaime Bedoya Medina

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí