El nuevo mapa del Eje Cafetero

2
343

Por HUMBERTO TOBÓN*

Durante este primer año de gobierno, los gobernadores de Caldas, Quindío y Risaralda han logrado un nivel de compenetración, confianza, solidaridad y respeto, como rara vez se había visto en el pasado, lo que ha permitido acuerdos fundantes para impulsar proyectos de gran importancia regional y, por encima de todo, se estén dando pasos sinceros para desterrar caducas rencillas que tanto frenaron el desarrollo de este territorio.

Con la adhesión del Tolima, la Región Administrativa y de Planificación del Eje Cafetero se ensanchó geográficamente, creció demográficamente y se eleva a la condición de ser el corredor logístico más importante de la Nación.

Ya la institucionalidad pública dio el primer paso para juntar los esfuerzos de cuatro departamentos en torno a Hechos Regionales que son sustanciales para garantizar el desarrollo y el crecimiento. La tarea que sigue, les corresponde a los actores sociales, académicos, políticos y económicos, comprometiéndose a aprovechar los beneficios que se desprenden de actuar unidos como Región.

Si hay un trabajo mancomunado, la RAP Eje Cafetero será un poder real para interlocutar políticamente con el gobierno central y obtener condiciones más provechosas con respecto a la inversión pública que se debe realizar e, incluso, podrá avanzar, como lo harán otras regiones, en reclamar autonomía territorial en el manejo de sus asuntos fiscales y no sólo actos de descentralización administrativa.

Que no quepa duda que este Eje atraerá grandes inversiones, que lo convertirá en el punto focal de la más variada gama de actividades económicas. Con el ingreso del Tolima la región sumará el 28% de la producción cafetera del país, que le permitiría crear un clúster de alcance internacional en torno al aprovechamiento integral del grano. El sector agropecuario se perfila con tantas potencialidades, que llevarían al Eje Cafetero a ser el principal centro agroindustrial de Colombia. Como un regalo de la naturaleza, en estos cuatro departamentos se concentra una de las ofertas turísticas más variadas y atractivas de Latinoamérica. Y como base para lograr materializar todas estas expectativas, la economía del conocimiento deberá estar anclada en una agenda regional de ciencia, tecnología e innovación que se concertaría y pondría en ejecución con vigencia, por lo menos, hasta 2040.

Un  punto crucial de este nuevo mapa de la RAP Eje Cafetero, es que permitirá un trabajo coordinado para la protección de escenarios ambientales que son estratégicos para el país, como es el caso del Parque Nacional Natural de Los Nevados, que acaba de ser ratificado por la Corte Suprema de Justicia como sujeto de derechos.

Esta unión de esfuerzos que agrupa a cuatro millones de personas, también será crucial en el mediano plazo, para vencer las inequidades y los desequilibrios sociales, que afectan a miles de familias que hoy se debaten en la pobreza y la miseria; y a tantos hombres y mujeres que sufren el fenómeno del desempleo.

*Subgerente de Planeación Regional de la RAP Eje Cafetero

2 COMENTARIOS

  1. Muy buena informacion, Dr. Tobón reconcemos su esfuerzo por apoyar el desarrollo regional y apoyar las instancias que trabajan para contribuir a que así sea, desde la Mesa Técnica de Articulación y Coordinación Regional del Plan de Educación Aprender a Desaprender 2019 – 2031, le deseamos exito y esperamos seguir contruyendo la región educada y educadora que soñamos y defimos en la visión del Plan.

  2. Gracias, Señor Columnista, por difundir noticias de progreso regional.
    Gracias por propender desde la RAP, acciones de union, de trabajo en equipo por el bien de nuestro eje cafetero.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí