#YoConfieso

1
42

Por ORLANDO PARRA GÓMEZ

#ElRetodelMeaCulpa fue lanzado recién. Y creo que es bueno que lo hagamos. Debo haberme equivocado en muchas cosas. Me centraré en mi abandono del trabajo con los jóvenes más vulnerables.

En 1990 la película “Rodrigo D” (1) había enrostrado a los colombianos el “No Futuro” de los jóvenes. También el movimiento estudiantil (NO juvenil) de la 7ª papeleta había impulsado la nueva constitución de 1991. Había una “ventana de oportunidad” como ahora. En 1992 -con menos de 25 años- le presenté al candidato Ernesto Zuluaga Ramírez un plan de trabajo y le dije que la AD-M19 condicionaba su respaldo a que lo acogiera. Así lo hizo. En marzo fue electo y en enero de 1993 pusimos en marcha una pequeña “sección de desarrollo juvenil” u oficina de la juventud. Fui su primer jefe.

Ya en ese entonces empecé a sentir algo que me molestaba/pre_ocupaba: el estado era feliz trabajando con los jóvenes a los cuales ya atendía por otros medios: los estudiantes o aprendices del SENA, las organizaciones juveniles –¿cómo decirlo? –  ¿de bajo conflicto? como mis queridas pastoral juvenil o scouts…pero ¿y los jóvenes de las barriadas populares?. En esa época se hablaba mucho de las pandillas juveniles ¿y quién trabajaba con ellas? ¿con los jóvenes vinculados al sicariato por ejemplo?. Muy pocos. Prevalecía una mezcla de temor/comodidad. O peor, quienes sólo andaban a la caza de contratos para su clientela politiquera. Ernesto permitió inicialmente un manejo técnico.

Con un equipo de jóvenes, por ejemplo, de “Déjalo ser” como Jeovany Cardenas y otros, decidimos que había que apuntar ese NUEVO esfuerzo del estado hacia allá. Personalmente asumí Villasantana. Tender puentes es dispendioso. En esa tarea conocí al hoy obispo Rubén Darío Jaramillo Montoya, quien era el párroco. Y así pude contactarme con jóvenes vinculados a temas delincuenciales, de drogadicción, etcétera. Uno era “Memin”. Buena parte de ellos fallecieron en los años posteriores. Los que se “salvaron” lo hicieron porque apareció en su vida una mujer, un hijo, una comunidad religiosa: un cambio de chip. 

Similares esfuerzos, desafortunadamente con resultados menores se hicieron en las comunas “2500 lotes”, Consotá, Río Otún, Villavicencio. Recuerdo que un funcionario me decía que el NO trabajaba con gamines así que lo dejé con lo que los otros jóvenes llamaban “los fresa”. No sé qué tanto impacto logramos. Dejamos –con el ICBF- una “Casa de la juventud” que con la oficina también desapareció. Lo cual me sorprende pues hoy hay una ley que impone tener oficinas de juventud.

Tal vez hacia 1998-2001, volví a intentarlo –con Monseñor Suescún, Oscar Zapata- con los “combos juveniles” en “Pereiranos por la Paz”. Otra vez los puentes fueron religiosos: la hoy Provincial (Superior) de Hermanas Pasionistas: Gloria o Adriana quienes vivían y VIVEN allá: “en el rastrojo” (2). Llegó la ley de ajuste fiscal de Pastrana en el  año 2000 y estos programas fueron recortados.

#Yoconfieso que descuidé el tema. Y hoy que trato de hacer un balance entiendo que prácticamente TODOS descuidamos a los jóvenes de las barriadas populares. Con excepciones como las hermanas que siguen allá y algunos funcionarios y contratistas llenos de buenas intenciones, pero soledad y ausencia de voluntades gobiernistas y políticas de LARGO PLAZO. Los pocos –pero multimillonarios- esfuerzos del estado (o de los privados), torpemente estandarizados en condicionar el apoyo a los jóvenes (3) a que sean “estudiantes”, negando la REALIDAD de que por cada 775 que entran a primaria, sólo 307 terminan bachillerato (4) …y entonces ¿ninguna oportunidad para los 368 que se quedan? ¿nos dedicamos a llenarnos de datos reconociendo que hay centenas de miles de jóvenes que ni trabajan ni estudian? ¿entonces qué hacen con todo su tiempo? y ¿qué HACEMOS?.

Se ha continuado centrados en los mismos jóvenes que hace 30 años o más, pero las barriadas populares que además ya están en los centros y subcentros de las ciudades, donde las #VentanasRotas nos guían: siguen sin la atención que requieren. Por cierto, ahora en unas condiciones aún más complejas, pues los actores del “micro tráfico”, generalmente, intimidan a quienes desean ayudar a estos jóvenes…

Pido perdón. Espero ser capaz de ayudar a protestar-proteger-PROPONER para que ésta nueva ventana de OPORTUNIDAD nos dé un mejor balance en 30 años: creo que ya habré descansado en paz.

(1) https://youtu.be/55X-aoox6Gw  

(2) https://ciberplural.blogspot.com/2014/02/sos-villa-santana-las-brisas-tokyo-el.html

(3) https://subsidiosparacolombia.com/subsidios-para-jovenes  

(4) https://twitter.com/JCecheverryCol/status/1390826281445564417/photo/1

REDES AUTOR:

https://www.facebook.com/orlandoparragopinion –

https://twitter.com/OrlandoParraG –

https://www.instagram.com/opinionorlandoparrag/ –

https://www.youtube.com/user/ciberplural

https://ciberplural.blogspot.com/

1 COMENTARIO

  1. Respetado Columnista: que humana y humilde disertación, acerca del trabajo social voluntario, que siempre será un aliento para los jóvenes que habitan el país de la desesperanza.

Deja tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí